Bonos convertibles


Este tipo de emisiones es interesante tanto para el emisor, pues los costes de financiación son más bajos que con la renta fija tradicional, como para el inversor dado el comportamiento asimétrico de este tipo de bonos frente a invertir en renta variable. El año 2008 fue negativo para el universo de bonos convertibles por varias razones: 1. Una brusca caída en los precios de los activos subyacentes 2. El colapso en el mercado de crédito con la consiguiente ampliación de los diferenciales 3. El impacto de los Hedge Funds de arbitraje de convertibles, muy perjudicados por el incremento en los costes de financiación y reembolsos 4. El colapso de Lehman, que era uno de los brokers más activos del mundo Unido a un entorno de brusca desaceleración de la economía real a nivel mundial, con las siguientes consecuencias, entre otras: Huída masiva de activos de riesgo Disfunción de las estrategias de arbitraje

Ampliación de primas de riesgo tanto en los bonos corporativos como convertibles Esta combinación saltó en pedazos el pasado año. Al ser renta fija privada, sufrieron el descalabro de este mercado. Y al estar vinculados a la evolución de la bolsa, padecieron también la caída de ésta. Esa distorsión en los mercados hizo que a finales de 2008 y comienzos de 2009 hubiera valoraciones extremadamente atractivas en los convertibles, que a día de hoy persisten aunque de una forma más selectiva y con menor recorrido. Las valoraciones en muchos casos no reflejan la fortaleza de balance y la calidad crediticia de las compañías emisoras de convertibles. En cuanto a los fondos recomendados… Los inversores en bonos convertibles se pueden considerar a sí mismos como inversores de renta fija con sensibilidad a lo que sucede en la renta variable.

Destacamos algunos de los mejores fondos que invierten en bonos convertibles, todos ellos con gestión activa de la delta: LODH Convertible Bond: Invierte en los principales mercados de bonos convertibles a nivel mundial, principalmente EE.UU. y Europa. El rating medio de la cartera es B. Con una delta actual en torno al 25-30%, aunque por lo general estará siempre entre las bandas de 40% - 60%, esto se corresponde con la sensibilidad del bono a participar de subidas en bolsa. Es un fondo que durante los últimos meses y aún hoy tiene un sesgo conservador dentro del universo de convertibles, siendo muy estricto en el grado de sensibilidad a bolsa, y en caso de que la acción se comporte de forma violenta establecen un bond floor al 95%. GLG Convertible UCITS: Delta actual 40% (es decir, baja en términos históricos, pero superior al mínimo de diciembre 08 de 20%). El fondo es global, sobrepondera USA frente a otras regiones apostando por una recuperación más rápida que en Europa y Japón. El fondo tiene un 30% en bonos non-investment grade, que son los bonos que menos han recuperado continuando con su perfil más agresivo frente a sus comparables. Con una convexidad elevada, lo que quiere decir que a medida que la renta variable recupere, la participación del fondo al alza de la renta variable irá en aumento de forma rápida. ­ UBAM CONVERTIBLES: Equipo con 15 años de experiencia. Enfoque bond picking en el que prima el análisis del spread (se escoge siempre el mayor diferencial siguiendo un criterio conservador) y la búsqueda de la mínima volatilidad implícita (frente a cualquier alternativa con mismo subyacente). Y a continuación realizarían el análisis del bono en primer lugar y únicamente en una segunda etapa del proceso de inversión se analiza el subyacente equity. Dos fondos diferenciados, uno como alternativa a la renta fija con delta [10%- 40%], UBAM Covertibles EURO 10-40 y otro como alternativa a la renta variable con delta [25%-75%], UBAM Convertibles Europe.

Lo más leído