Bond picking de high yield europeo, con Aberdeen


El mercado europeo de emisiones de high yield comenzó el año con gran fuerza, sumando en las tres primeras semanas 5.300 millones de euros, unos 500 millones más que la suma de emisiones durante noviembre y diciembre del pasado año.

Importantes emisiones como las de las compañías de telecomunicación Telecom Italia, Virgin Media y Ziggo, coincidieron con emisiones de empresas de menor tamaño como la agencia de viajes británica Thomas Cook. En marzo, según datos de Dealogic, el mercado de high yield suponía un 57 por ciento del mercado de financiación europeo, una cuota 18 por ciento superior a la del mismo periodo de 2014 y sólo superada en 1998, cuando las emisiones de high yield supusieron un 59 por ciento.

Sin embargo, en las últimas semanas el mercado permanece a la expectativa. Los inversores se han mostrado cautos ante las difíciles negociaciones entre Grecia y sus acreedores, a pesar de que continúa manteniendo una aptitud optimista.

Uno de los fondos que mejor ha sabido aprovechar las oportunidades de este mercado durante el año es el ABERDEEN GLOBAL - SELECT EURO HIGH YIELD BOND que en su clase A2 de capitalización en dólares obtiene una revalorización de 14,62 por ciento, según VDOS.

El equipo de high yield europeo de Aberdeen seleccion las emisiones basándose en análisis bottom-up propio y de valor relativo respecto a otras inversiones. Identifican emisiones con modelos de negocio y estados financieros sólidos, reducido nivel de endeudamiento y equipos de gestión consolidados y creíbles, que hayan demostrado ser capaces de resistir a distintos ciclos económicos. Deben también presentar una historia de rendimientos positivos en el medio y largo plazo, de acuerdo con el nivel de riesgo asumido.

Un equipo que cuenta con más de 180 profesionales de renta fija, localizados en varias de sus oficinas principales - Londres, Filadelfia, Singapur y Sydney – y que recibe apoyo de los equipos de High Yield de Filadelfia, Nueva York (US y Global High Yield) y Singapur (high yield emergente) así como de los equipos macro a nivel global.

 Steven Logan es el director del equipo de high yield europeo, basado en Londres. Se incorporó a Aberdeen tras la adquisición de Scottish Widows IP en abril de 2014,  donde era director de Inverisones y de High Yield Euoropa. Fue analista de Crédito e instrumental en Standard Life Investments, formó parte del equipo de Leveraged Finance de Sumitomo Trust y participó en renegociaciones de deuda concursal o pre-concursal en Hill Samuel Bank. Steven es ACIB (Associate of the Chartered Institute of Bankers) y Lincenciado en Business Administration, con Honores, en Banca y Finanzas.

El proceso inversor para por cuatro fases. Una primera fase de análisis fundamental propio (nunca de terceros) tanto de la compañía como de la emisión, seguida de una análisis de valor relativo frente a otras emisiones en el mismo sector, y otros países-continentes. De acuerdo con los resultados de las dos fases anteriores se construye la cartera del fondo, en una tercera etapa, manteniéndose un férreo seguimiento y gestión de riesgos en la cuarta fase.  

El equipo sigue un enfoque bottom-up, de selección de valores por su valor relativo, identificando aquellas emisiones que demuestran estados financieros y fundamentales operativos sólidos a través de un ciclo de negocio, y que reflejan al mismo tiempo un adecuado nivel de retornos. Su objetivo es cubrir el mayor número posible de valores, pero centrándose en aquellos que ya mantienen o que se espera puedan ofrecer valor.

Puesto que es un proceso esencialmente bottom-up y dirigido por la selección individual de valores, no se hacen asignaciones sectoriales. Cada miembro del equipo tiene como tarea analizar el sector de su especialidad, en búsqueda de activos potencialmente infravalorados. Monitorizan las emisiones dentro de cada sector a través del mercado de nuevas emisiones, haciendo al mismo tiempo un seguimiento de los mismos una vez que se incluyen en las carteras. El análisis de los especialistas de high yield se complementa con la red de recursos de crédito y analistas de renta variable de la gestora, que cuenta con un conocimiento extenso y detallado de cada empresa, así como con las aportaciones de su equipo macro, respecto a las expectativas de crecimiento global y tipos de interés.

El proceso se apoya también en una extensa base de datos de información que incluye un modelo financiero propietario, basado en nomenclatura S&P, para aislar riesgos discretos de negocio de las compañías.

La cartera del fondo incluye entre sus mayores posiciones Verisure Holdgs 8,75% 01/09/18 (1,90%) Cegedim 6,75% 01/04/20 (1,80%) Iglo Foods Bondco FRN 15/06/20 (1,60%) Alba Grp  & Co 8% 15/05/18 (1,50%) y Ardagh PKG Fin Holdings USA 4,25% 15/01/22 (1,50%). Sobrepondera los sectores de Servicios, Salud, Consumo básico, Ocio y Medios de comunicación, infraponderando Financiero, Industria básica, Autos, Telecomunicaciones y Energía. Por país, Reino Unido, Suecia y Suiza representan las mayores posiciones, con Italia, Rusia, Austria y Portugal en el otro extremo.

La historia de rentabilidades del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría durante 2014 y 2015, con un dato de volatilidad a 3 años de 9,96 por ciento y de 10,79 por ciento en el último año. En este último periodo, su Sharpe es de 2,35 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 9,55 por ciento. La inversión en este fondo requiere una aportación mínima de 1.500 dólares (aproximadamente 1.363 euros) aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1,25 por ciento y de depósito de 0,60 por ciento.

En opinión de la gestora, a corto plazo la dirección en que se muevan los precios dependerá de la resolución de la situación en Grecia y de cómo evolucionen los flujos en los fondos. Hasta ahora las salidas en el mercado europeo han sido moderadas comparadas con las de EEUU. En cualquier caso el fondo está relativamente bien posicionado, con una considerable sobreponderación en calls de bonos a corto con baja beta e infraponderación a emisiones corporativas griegas, posición que planean mantener y que aporta un significativo beneficio de liquidez al fondo.

Las emisiones de high yield europeas tienen la ventaja de ofrecer rentabilidades superiores con un nivel de impagos muy reducido, atrayendo la atención de los inversores en renta fija que difícilmente pueden conseguir resultados similares con emisiones que disfrutan de grado de inversión.

El fondo muestra una extraordinaria evolución por rentabilidad respecto a la volatilidad incurrida, especialmente en el último año, beneficiándose en parte de la apreciación del dólar respecto al euro, haciéndose merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.

Para información más detallada, ver ficha más abajo.
 

Profesionales

Lo más leído