“Bolsa europea: a la espera de una mejor oportunidad para aumentar el peso”


Aunque la situación económica sigue siendo precaria en estos momentos, en Mirabaud Asset Management consideran que las perspectivas coyunturales del conjunto de la eurozona no se han deteriorado. De hecho, algunos indicadores adelantados publicados recientemente sugieren un cambio de tendencia. En este sentido, el índice de sorpresas económicas ha rebotado espectacularmente en este comienzo de año. “En contraste con el mercado estadounidense, el comportamiento relativo de los sectores cíclicos y defensivos dibuja un panorama más optimista de la evolución probable de las cotizaciones”, afirman.

Según explica la gestora en su último informe de Estrategia de Inversión, el potencial de reducción de la desventaja que acumula el mercado europeo frente a la Bolsa estadounidense invita a aumentar la exposición. “No obstante, el momento no parece oportuno por las subidas que han registrado las acciones durante estos últimos meses. Existe precisamente un sentimiento de corrección técnica probable a corto plazo que invita a esperar una oportunidad en forma de descenso de las cotizaciones para incrementar la exposición”.

Respecto a Estados Unidos, en la entidad creen que el acuerdo presupuestario alcanzado en el último suspiro del año pasado hizo desaparecer el riesgo de una ralentización acusada del crecimiento del PIB. “Pese a ello, no se entró a fondo en los asuntos relativos al elevado endeudamiento del país. A la vista del desenlace anterior, se había elevado el peso de la renta variable en los primeros días del nuevo año, pero dejándolo en niveles cercanos a la neutralidad debido a estas cuestiones sin resolver”. En lo que se refiere a la tendencia, el mercado sigue mostrando un buen tono por el momento.

“Sin embargo, diversas variables importantes invitan a la prudencia. La volatilidad es especialmente baja y podría aumentar en función de los debates relativos a la elevación del techo de deuda del país. En el plano técnico, la evolución relativa de los sectores cíclicos y defensivos es incompatible con fuertes ganancias bursátiles. Por último, el índice de sorpresas económicas ha arrojado lecturas decepcionantes en las últimas fechas”, señalan.

Más optimistas se muestran respecto a la renta variable emergente. “Las tendencias de las cotizaciones bursátiles de los países emergentes son, en conjunto, positivas. No obstante, atendiendo al comportamiento relativo de los mercados emergentes, dichas tendencias presentan una gran heterogeneidad. Así, los países asiáticos se han situado en cabeza del índice internacional de los mercados emergentes, mientras que la situación de Brasil es considerablemente menos favorable que la de Asia desde un punto de vista macroeconómico”.

“Los mercados asiáticos ya están sobreponderados en las configuraciones de inversión recomendadas y algunas señales detectadas no invitan a aumentar la exposición. En concreto, los precios de los metales básicos se han movido lateralmente después de rebotar a finales de año. Además, la evolución del dólar frente a las monedas asiáticas invita a moderar la asunción de riesgos en estos mercados”, indican desde la entidad.

Noticias relacionadas