Bob Doll revisa sus predicciones para el año


Todos los años, Bob Doll, el gurú de BlackRock realiza sus predicciones para el ejercicio. Ahora, a mitad de año, ha decidido revisar las que hizo en enero (se pueden consultar AQUI). Cree que la economía mundial sigue frágil, pero lo peor de la recesión ya “se ve por el retrovisor” y la mejora de la situación económica en el segundo semestre del 2009 contribuirá a elevar el precio de los valores y la renta variable probablemente supere a todas las demás clases de activos en los próximos doce meses.



El comentario de mitad de año de Doll sobre sus predicciones para 2009 es el siguiente:1. La economía estadounidense se enfrenta al primer descenso de su PIB nominal en 50 años. El periodo de mayor debilidad de la economía estadounidense parece haber quedado atrás, pero no esperamos una tasa de crecimiento elevada a corto plazo. Este marco, unido a una inflación cercana al 0%, significa que el crecimiento nominal (no ajustado por la inflación) probablemente será negativo en el conjunto del año 2009.2. Por primera vez desde el año 1991, el crecimiento mundial cae por debajo del 2%. Algunas zonas del mundo (en particular, los mercados emergentes) han mostrado señales de recuperación más fuertes. En conjunto, sin embargo, el crecimiento mundial aún es extraordinariamente débil y prevemos una tasa general de crecimiento del 0,5-1% para 2009, que sería el nivel más bajo desde la Segunda Guerra Mundial.3. La inflación baja hasta casi cero en muchos países desarrollados, pero se evita una deflación generalizada. La inflación ha llegado esencialmente al punto cero en muchas economías, si bien consideramos que las amplias iniciativas políticas promulgadas en todo el mundo evitarán una deflación clara. A largo plazo, la inflación puede convertirse en una posible preocupación, pero el entorno probable a corto plazo de crecimiento inferior al potencial, unido al exceso de capacidad, indican que las presiones inflacionistas no son inminentes.4. La curva del Tesoro de EE.UU. finaliza el año 2009 en un nivel más alto y con mayor inclinación que a su inicio. El tipo de interés de los bonos del Tesoro ha subido sustancialmente en los dos últimos meses. Según nuestro análisis, esta tendencia tiene más que ver con la normalización de los tipos que con un reflejo de las tendencias de inflación o crecimiento. A principios de año, el tipo de interés a corto plazo cayó hasta cero y el tipo de interés a largo plazo hasta poco más del 2%, reflejando temor y aversión al riesgo. Dado que el entorno ha mejorado, los tipos han subido, aunque aún son bajos en términos históricos.5. Los beneficios vuelven a sufrir un descenso porcentual de dos dígitos en el 2009, y será la primera vez desde la década de 1930 en que se producen dos caídas anuales consecutivas. Al igual que la economía, los beneficios han sido menos negativos en los últimos meses y las estimaciones de crecimiento futuro de los beneficios han mejorado. Consideramos probable que algunas tasas de crecimiento sean positivas en el cuarto trimestre de este año, pero no lo suficiente como para evitar un segundo año de descenso de los beneficios.6. Los diferenciales de los bonos de alta rentabilidad, municipales y corporativos con grado de inversión, se contraerán en el 2009. Como los datos económicos han comenzado a mejorar y la aversión al riesgo de los inversores ha disminuido, los diferenciales se han contraído en los mercados de alta rentabilidad, bonos municipales y renta fija privada con grado de inversión. En términos históricos, los diferenciales aún son amplios y, en nuestra opinión, seguirán estrechándose.7. Los valores estadounidenses registran una ganancia porcentual de dos dígitos en el año 2009. Esta predicción tiene mucho mejor aspecto que hace unos meses y consideramos que la renta variable puede registrar una ganancia porcentual de dos dígitos este año.8. Los valores estadounidenses baten a los europeos y los mercados emergentes a los desarrollados. Desde el inicio de la crisis del crédito, Europa ha tardado más en reaccionar con respuestas políticas que la mayoría de los mercados, lo que ha generado un lastre para las economías y los mercados europeos. Últimamente, los mercados emergentes se han situado a la cabeza y consideramos que batirán a los desarrollados en el conjunto del año 2009.9. Energía, salud y tecnología de la información baten a utilities, financieras y materiales. Si bien el sector salud ha quedado rezagado, los valores de energía han tenido una evolución bastante positiva tras la recuperación de los precios de las materias primas, y el sector tecnológico ha demostrado una resistencia sorprendente para un escenario de recesión. Por otra parte, aunque pensamos que el sector financiero ha tocado fondo, probablemente continúe rezagado ya que muchas compañías financieras sufren problemas de balance. Para finales de año, prevemos que una cesta de valores de energía, salud y TI habrá superado a una cesta de valores de utilities, financieras y materiales.10. La volatilidad del mercado bursátil sigue siendo elevada mientras periódicamente se producen repuntes y descensos porcentuales de dos dígitos. A lo largo del primer semestre del año ya hemos presenciado caídas y repuntes porcentuales de dos dígitos. De cara al futuro, prevemos que los niveles de volatilidad se mantengan bastante altos, aunque no tanto como en el 2008.11. El petróleo y otras materias primas tocan fondo y suben a finales de año, cuando las economías emergentes inicien la recuperación. A nuestro juicio, los mercados de petróleo y materias primas ya tocaron fondo a principios de año. Mientras la economía mundial (y especialmente los mercados emergentes) inicia la recuperación, la demanda de materias primas continuará aumentando.12. El déficit presupuestario federal de EE.UU. se dispara hasta más de un billón de dólares mientras el sector público continúa creciendo. A principios de año, cuando realizamos esta predicción, la estimación de déficit del consenso estaba en torno a 850.000 millones de dólares y la nuestra se situaba en el extremo superior del espectro. En este momento, por supuesto, la mayoría prevé que el déficit supere fácilmente el billón de dólares y se aproxime a 1,75 billones de dólares o más.



Consulta la nota de prensa con el informe completo en el Bob Doll

Noticias relacionadas

Lo más leído