Bob Doll aprueba con notable: obtuvo un 7 sobre 10 en sus previsiones de 2011


Bob Doll, el veterano jefe de estrategia bursátil de BlackRock, ha repasado el cumplimiento de las diez predicciones que hizo para el año pasado. Acertó en la mitad de ellas, y en cuatro lo hizo parcialmente. Sólo falló en una, así que su puntuación total es de 7 sobre 10, en línea con la de largo plazo, pues el experto suele acertar entre 7 y 8. “2011 fue un año frustrante, volátil y decepcionante para muchos inversores”, asegura Doll, señalando el final plano para el mercado de bolsa estadounidense y las caídas de doble dígito en Europa y el mundo emergente, así como una mejora del crecimiento que tilda de decepcionante.

 

Entre las que acertó, Doll predijo que el crecimiento en EEUU iba a acelerarse de forma que el crecimiento real alcanzaría máximos. Y así ocurrió: aunque hace varios meses parecía imposible su cumplimiento, a final de año se hizo realidad. Así, el crecimiento se situó cercano a cero en el primer trimestre del año, para acelerar en el siguiente y dejar un crecimiento en el último que podría ser cercano al 3%; además, en términos reales el PIB alcanzó un nuevo máximo a mediados del año pasado.

 

Otra predicción acertada fue la referida a la bolsa estadounidense: Doll vaticinó que superaría al MSCI World y así ocurrió, por un amplio margen. El mercado se mantuvo plano, un mejor resultado que el resto de mercados, la mayoría de los cuales sufrieron caídas de doble dígito. El tercer acierto fue el referente a la sobreponderación de los mercados de EEUU, Alemania y Brazil a Japón, España y China. Brasil ofreció una rentabilidad “decepcionante”, pero también lo hicieron los tres últimos, lo que le permitió acertar.

 

El cuarto punto de Doll fue el referente a la política de dividendos: a principios de 2011 predijo que los fuertes balances y flujos de caja de las compañías llevaría a significativos incrementos de la política de dividendos, recompra de acciones, fusiones y adquisiciones y reinversiones de negocio. Y es que, a pesar de la débil economía, las empresas siguieron comportándose bien en el año, lo que ayudó a incrementar estas políticas, una tendencia que Doll cree se mantendrá a lo largo de 2012. El quinto acierto fue político: el experto aseguraba en enero de 2011 que la campaña presidencial de 2012 en EEUU dejaría varios candidatos republicanos mientras Obama continuaría moviéndose en terreno centrista. “Muchos candidatos anunciaron su candidatura y por otro lado, el presidente ha adoptado recientemente una postura más partidista, pero durante la mayoría del año adoptó una centrista”.

 

Aciertos al 50%

Entre las que acertó a medias estuvo aquella acerca de la creación de empleo en EEUU: predijo que la economía crearía de 2 a 3 millones de puestos de trabajo, permitiendo al desempleo bajar del 9%. El experto comenta que, aunque el crecimiento de creación de empleo se aceleró frente a 2010, el ritmo fue menor al esperado y se estima que los puestos creados están en torno a los 1,5 millones; además, el desempleo cayó del 9% durante el transcurso del año, pero sigue siendo alto.

 

Otra de las predicciones que acertó a medias fue su visión de que el mercado bursátil en EEUU experimentaría su tercer año de crecimiento de retornos de doble dígito por primera vez en una década, apoyados por beneficios corporativos récord. Y es que los beneficios superaron las expectativas y alcanzaron máximos, pero no se reflejó en subidas de doble dígito en las acciones, si bien cree que eso sí ocurrirá en 2012. También a la mitad acertó su predicción de que la renta variable superaría en rentabilidad a los bonos y a la liquidez (la primera parte no se cumplió, pero sí la segunda) así como aquella que vaticinaba que las materias primas y las divisas emergentes superarían el dólar, el euro y el yen (si bien las commodities cerraron con signo mixto el año pasado, con algunas áreas como agricultura con resultados negativos mientras el petróleo y el oro subieron, las divisas emergentes lo hicieron peor que sus homólogos desarrollados en el año).

 

El único fallo

La predicción fallada fue la referente a los flujos de capital: Doll pensaba que los inversores moverían el dinero de fondos de renta fija a variable, pero el fight-to-quality dominó el comercio de fondos el año pasado y los de deuda experimentaron grandes captaciones, más que los bursátiles.

 

Este año, Doll cree que ofrecerá a los inversores un mundo de crecimiento lento en el que EEUU tendrá que hacer frente a obstáculos, pero conseguirá un crecimiento económico positivo, y Europa probablemente entre en recesión, aunque evitará un contagio financiero más grave. Así, a pesar de que continúa la crisis de deuda, seguirá existiendo un entorno de crecimiento económico modesto que permitirá a las empresas incrementar sus beneficios. Este entorno posibilitará subidas en las bolsas, lideradas por EEUU.

 

El mayor riesgo internacional sigue siendo un colapso financiero en Europa, que podría empujar a todo el mundo desarrollado, incluso a los países emergentes, a una nueva recesión. “En 2012, el factor determinante para la economía mundial será el éxito de los esfuerzos continuados para resolver los problemas crediticios y de deuda de Europa”, señala Doll. “Si fracasan estos esfuerzos, las consecuencias serían desastrosas”. Pero al mismo tiempo cree que no se necesita que Europa resuelva todos sus problemas en 2012 para tener un buen año. “Como los mercados ya cotizan con una importantísima "prima de crisis", podría bastar con evitar la catástrofe”, afirma.

 

Además de los avances de Europa hacia la resolución de su crisis de deuda, la lista de "cosas que pueden ir bien" de Robert Doll para 2012 incluye la posibilidad de que EEUU emprenda el camino de la responsabilidad fiscal, el renacimiento del sector manufacturero estadounidense, la recuperación del mercado inmobiliario residencial y la mejora de la confianza. En su lista de grandes preocupaciones, figura una crisis bancaria sistémica en Europa, una recaída en la recesión en EEUU, un aterrizaje forzoso de China, conflictos sociales en EEUU y estallidos de violencia en Oriente Medio que podrían llevar el crudo hasta los 150 dólares por barril. "En 2012, el mundo tomará casi con toda probabilidad "la calle del medio" y evitará tanto los extremos positivos como negativos, pero dejará muchos graves problemas sin resolver. Sin embargo, esta dirección debería ser lo suficientemente buena como para atraer de nuevo a los inversores a los mercados, poner su liquidez a trabajar y elevar su tolerancia al riesgo. Este entorno es favorable para los mercados bursátiles", asegura el experto.

 

Consejos de inversión
En este escenario, aconseja a los inversores la sobreponderación de la renta variable (“si el mundo consigue seguir avanzando —aunque sea trabajosamente— en un entorno de bajo crecimiento, las acciones deberían batir a otros activos en 2012 por su combinación de beneficios razonables, bajos tipos de interés y valoraciones atractivas), centrarse en el flujo de caja libre y el crecimiento del dividendo, el protagonismo de la renta variable estadounidense (“esperamos que 2012 sea un año en el que la renta variable estadounidense se imponga en los mercados internacionales), la rotación hacia áreas atractivas del mercado ("desde una perspectiva sectorial apostamos por salud y energía y somos menos optimistas sobre servicios financieros y servicios públicos. Por estilos de inversión, manifestamos una ligera preferencia por el crecimiento frente al valor y somos neutrales en lo que respecta a las tendencias de capitalización") y una mayor selección (“veremos mayores divergencias entre los ganadores y los perdedores de 2012, lo que significa que la selección de valores será aún más importante”).

 

Un año de divergencia

Durante más de una década, Doll ha publicado sus previsiones anuales y 10 predicciones para el año siguiente en los mercados financieros y la economía. Sus comentarios para este año se complementan con la publicación del informe de perspectivas 2012: The Year of Living Divergently por parte del BlackRock Investment Institute, que analiza las grandes fuerzas que influirán en la economía mundial y los diferentes países en 2012 y esboza varios posibles escenarios para el año próximo.El consenso de estos expertos es que en 2012 el mundo será testigo de una creciente "divergencia" entre los mercados emergentes de mayor crecimiento y el mundo desarrollado lastrado por la deuda en lo que respecta a sus economías reales y los precios de sus activos. En el marco de esta divergencia, las economías emergentes (incluida China) liderarán el crecimiento, mientras que EEUU avanza con dificultad y Europa registra una recesión seguida de un crecimiento lento en 2013.

 

Sin embargo, al mismo tiempo estos expertos también aprecian una posibilidad real de que se cree un escenario de catástrofe desencadenado por una crisis europea de deuda fuera de control. Este escenario se traduciría en una recesión mundial, un cierre de los mercados de crédito y acusadas pérdidas en las diferentes clases de activos en todo el mundo.
 

Empresas

Lo más leído