BNY Mellon IM registra un fondo de renta fija asiática


BNY Mellon IM registra en España un nuevo fondo centrado en el mercado de deuda asiática, el BNY Mellon Asian Bond Fund. Standish, especialista en renta fija del grupo, será la firma encargada de su gestión. Con este nuevo lanzamiento se confirma que 2014 está siendo un año especialmente activo para la firma, que en agosto ya se había traído a España un fondo que invierte en compañías asiáticas de dividendos y que en julio anunció el lanzamiento de un nuevo fondo de rentabilidad absoluta. En meses anteriores ha comunicado la “puesta de largo” de un fondo de renta variable americana, dos fondos de bolsa japonesa y uno de renta fija corporativa

En este caso particular, el objetivo del BNY Mellon Asian Bond Fund es maximizar la rentabilidad total gracias a la combinación de  ingresos y del crecimiento de capital de una cartera de emisiones de deuda y títulos relacionados, además de derivados del mercado asiático. A pesar de no seguir fielmente la composición de índice comparativo JP Morgan Asian Credit Index (JACI), este nuevo producto tiene como objetivo batir su rendimiento mediante una gestión activa, implementando estrategias de alfa con crédito, tipos de interés y divisa. Además, se basa en una metodología cuantitativa y analítica para identificar el valor en posiciones macro e idiosincráticas.

“Con esta estrategia el equipo de renta fija de Standish, parte de BNY Mellon IM, pretende obtener el mayor provecho posible de las oportunidades que presenta actualmente Asia, una de las economías mundiales donde más crece el PIB, con unos datos demográficos positivos y un modelo de crecimiento sostenible que enfatiza la productividad y el consumo” ha explicado Murray Collis, director del equipo gestor del nuevo fondo. Por su parte Sasha Evers, director general de BNY Mellon IM en España (en la imagen), cree que este fondo es "una buena oportunidad para proporcionar a nuestros clientes acceso a los mercados de capitales asiáticos, ya que en este momento presenta perspectivas de crecimiento y la liquidez está aumentando”. 

Qué oportunidades percibe BNY Mellon IM en Asia

Con este producto la firma pretende sacar provecho de algunas de las tendencias estructurales que se están desarrollando en estos momentos en el continente asiático, como por ejemplo el crecimiento de la población y los efectos de la riqueza en Asia, permitiendo el aumento de una incipiente clase media. También pretende sumergirse en un mercado local de bonos que ha ido ganando profundidad desde la crisis de 1997. Aportan algunos datos en este apartado: la capitalización del mercado ha crecido de 98.599 millones de euros en 1995 a 5,55 billones de euros en diciembre de 2013, según el Banco Asiático de Desarrollo. 

Desde el punto de vista de riesgo rentabilidad, los expertos de BNY Mellon IM recuerdan que “históricamente los bonos asiáticos denominados en dólares han ofrecido una rentabilidad superior a aquellos de otros mercados” y que “han demostrado una menor volatilidad y correlación”. Además, especifican que se puede considerar la deuda asiática high yield como una fuente importante de diversificación. “Históricamente han mostrado una baja volatilidad y correlación con otros mercados, al igual que un riesgo inferior en bonos de alta rentabilidad en comparación con otras regiones”, indican.

Finalmente, el tercer argumento a favor es la diversidad y heterogeneidad de economistas presentes en la región, que permiten al inversor de renta fija asiática acceder a mercados desarrollados y emergentes. Con el objetivo de aprovechar estas sinergias, el equipo de Standish ha diseñado esta estrategia, centrándola en la rotación entre la deuda gubernamental, la alta rentabilidad, instrumentos con grado de inversión, moneda local y estrategias de tipos de interés. Aunque la asignación puede variar, el equipo estima tener un 60% en crédito, un 25% en grado de inversión y un 15% en divisa local.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído