BNY Mellon IM fusiona tres de sus boutiques estadounidenses en una firma multiactivos


La necesidad de escala en un entorno competitivo y altamente regulado cada vez es más evidente, y las gestoras están recurriendo a diferentes fórmulas para hacer frente a este nuevo contexto. Si ayer trascendía la venta por parte de ETF Securities de su negocio europeo de ETF, la que sorprende ahora es BNY Mellon IM al comunicar que fusionará tres de sus boutiques estadounidenses – Mellon Capital Management, Standish y The Boston Company- para crear una única gestora multiactivos en 2018.

Con esta decisión, la firma pretende “ofrecer a los clientes institucionales e intermediarios estrategias de alta calidad en un único activo o en multiactivos a través de soluciones tanto de gestión activa como pasiva”. El negocio resultante de la fusión de estas tres entidades dispondrá de un patrimonio gestionado de más de 560.000 millones de dólares, cifra que le situará en el top 10 de gestoras institucionales y en el top 50 de la gestión a nivel global. Asimismo, el nuevo grupo dará empleo a más de 300 profesionales de la inversión, con oficinas en Boston, San Francisco y Pittsburgh, pero también con equipos de inversión a través de afiliadas a la estructura de BNY Mellon IM en Londres, Singapur y Hong Kong.

Cada una de las firmas ha desarrollado su área de especialidad en un campo en particular, y las tres trabajan principalmente con inversores institucionales. Standish es la gestora de BNY Mellon IM especializada en renta fija fundamental con un enfoque de gestión activa; esta firma ha destacado por su amplia experiencia en el desarrollo de productos de renta fija global y oportunistas, con exposición tanto a países desarrollados y emergentes, incluyendo deuda municipal estadounidense y bonos estadounidenses de corta duración. Mellon Capital Management emplea un proceso sistemático para generar una indexación avanzada en renta variable, renta fija y estrategias de smart beta basadas en factores, además de desarrollar productos multiactivos. Finalmente, The Boston Company es un gestor activo especializado en renta variable y basado en el análisis, con experiencia en los estilos value, growth y core aunque en su gama de fondos también hay presentes productos alternativos de renta variable long/short.

Desde BNY Mellon IM han aclarado que tanto los equipos de inversión de cada una de las firmas fusionadas, así como sus procesos y filosofía de inversión para sus estrategias principales “seguirán siendo sustancialmente las mismas”, manteniendo así su compromiso en el desarrollo de soluciones de inversión adaptadas para sus clientes. Eso sí, como la intención es que esos equipos colaboren más estrechamente entre ellos con el paso del tiempo, “estos procesos de inversión y filosofías serán mejorados mediante una infraestructura operacional optimizada y la adición de nuevas herramientas analíticas y capacidad de análisis”, han aclarado desde BNY Mellon IM vía nota de prensa. El nuevo negocio resultante tendrá su sede principal en Boston y estará liderado por Des Mac Intyre, actualmente consejero delegado de gestión de activos en EE.UU. de BNY Mellon IM.

“Los clientes buscan cada vez más gestoras especializadas con estrategias de inversión especializadas y un precio competitivo. Esto requiere escala en la gestión del riesgo, la tecnología y las operaciones para poder cumplir con estas necesidades”, ha comentado sobre el movimiento Mitchell Harris, consejero delegado de BNY Mellon IM. Por esta razón, Harris afirma que la combinación de Standish, Mellon Capital Management y The Boston Company “proveerá a los clientes un acceso unificado a nuestro capital intelectual en estrategias multiactivo, junto con un proceso de inversión fortalecido y una plataforma optimizada con más fuentes para generar soluciones innovadoras y con precios competitivos”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído