BNY Mellon Global Real Return Fund. Un escudo multiactivo ante la incertidumbre


La gestión del BNY Mellon Global Real Return está en manos de Newton, la especialista en inversión temática global de BNY Mellon. El fondo invierte con una mirada global y de multiactivos. Busca generar un rendimiento de Euribor +4% al año con un horizonte de 3-5 años antes de deducir comisiones. Es una estrategia orientada a inversores más conservadores ya que cuida protegerse en entornos volátiles e inciertos en el mercado. Destaca su buen comportamiento en años difíciles como 2008 y 2011.

El fondo cuenta con el Sello Funds People por su calificación Blockbuster. 

El fondo invierte, con un enfoque global, en un abanico de clases de activos líquidos (renta variable, renta fija, instrumentos monetarios, REITS y materias primas). También puede utilizar derivados sencillos con fines de cobertura (por ejemplo bond calls y equity put options).

Actualización del posicionamiento

En estos momentos el fondo mantiene un sesgo defensivo, pero con la capacidad y la flexibilidad necesarias para aprovechar oportunidades tácticas a medida que surjan. Aron Pataki, gestor del fondo, prefiere adoptar una postura prudente ante lo que define como un trasfondo complejo e impredecible. “Pese al respaldo brindado por la Reserva Federal estadounidense, consideramos probable que su reciente recorte de los tipos de interés no baste para detener el descenso de la liquidez en dólares”, explica el gestor. En su opinión, la tensión evidente en China —donde las autoridades están concentradas en combatir problemas domésticos urgentes— apunta a que la caballería no acudirá al rescate de la economía mundial. A esto se suma que el panorama de beneficios corporativo todavía es dispar: los beneficios siguen impulsados en gran medida por recompras de acciones (sobre todo en Estados Unidos) y las expectativas se están revisando a la baja en línea con los pronósticos de beneficios.

En la práctica eso se traduce a que en la cartera han recortado la exposición bruta a la renta variable junto a la posición corta en futuros. Siguen recogiendo beneficios en renta fija gubernamental a la vez que amplían su posición en oro. ¿Por qué oro? “Por el potencial de que los tipos de interés reales vuelvan a caer y al atractivo del metal precioso como activo real ante un trasfondo económico cada vez más frágil y financierizado”, explica el equipo gestor.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas