BMN, Liberbank, España-Duero y Caja3 recibirán nuevas ayudas públicas


El número de entidades nacionalizadas podría crecer en los próximos meses. El Banco de España, a raíz de los test de estrés realizados por la consultora Oliver Wyman, ha determinado que necesitan nuevas ayudas públicas BMN, Liberbank, Caja3 y Caja España-Duero (en proceso de integración con Unicaja). A cambio, entiende que Banco Popular e Ibercaja serán capaces de cubrir las necesidades por sus propios medios.

Las cifras que precisan no están todavía cerradas porque está todavía por ver qué parte del déficit de solvencia detectado por Oliver Wyman pueden conseguir de manera autónoma. De momento, cada una de ellas ha presentado un plan de reestructuración al Banco de España y a la Comisión Europea y hasta final de año no tomarán una decisión sobre ellos. Para reducir la factura al mínimo, algunas de esas cuatro entidades están intentando vender redes o una parte concreta del negocio.

Las ayudas llegarán en forma de bonos convertibles contingentes (denominados en argot financiero Cocos). Las entidades que puedan devolverlos en un plazo determinado no tendrán al Estado en su capital, mientras que las que no puedan acabarán nacionalizadas. Liberbank, sin embargo, ha explicado en un comunicado, que el único apoyo público que recibirá será el traspaso de activos del ladrillo al banco malo (Sareb). El resto de necesidades de capital (unos 1.100 millones) pretende captarlos por sus propios medios. 

Banco Popular no tendrá que recurrir a ayudas públicas gracias a que está en marcha una ampliación de capital de 2.200 millones de euros, que está asegurada y a la que se han comprometido a acudir sus principales accionistas. Ibercaja, por su parte, sólo necesita 226 millones, y prevé captarlos con facilidad. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído