BlueOrchard se hace con el 20% de CHF Development Finance Internacional


BlueOrchard, compañía gestora de inversiones en microfinanzas con sede en Luxemburgo, ha invertido 1,6 millones de dólares en la adquisición del 20% de CHF Development Finance International, sociedad dedicada al desarrollo global y de asistencia humanitaria perteneciente a CHF Internacional, en una operación que le permitirá a la primera entrar en Oriente Medio y a la segunda consolidar su estrategia de crecimiento con inversiones socialmente responsables. El precio pagado por BlueOrchard ha sido un 30% superior al valor actual de las acciones de CHF en el mercado, lo que, a juicio de ésta, pone de relieve “el fuerte potencial de crecimiento a largo plazo de las operaciones de microfinanzas de la compañía”.



El grupo BlueOrchard provee créditos a instituciones de microfinanzas en todo el mundo a través de varios fondos que gestiona BlueOrchard Finance desde 2001, y también toma posiciones directas en instituciones de este tipo a través de su fondo de capital riesgo BlueOrchard Private Equity, nacido en 2007. De hecho, la compra del 20% de CHF Development Finance International se ha realizado a través de dicho fondo. La venta por parte de CHF es la primera de varias previstas que le permitirán captar capital de inversores socialmente responsables, mientras la compañías busca consolidar sus operaciones de microfinanzas y expandirse en nuevos países. De hecho, con esta inyección de capital, CHF tiene previsto reforzar su presencia en Oriente Medio, donde actualmente cuenta con una filial en Líbano.



Elissa McCarter, vicepresidenta financiera para el desarrollo de CHF Internacional, considera que la entrada de la luxemburguesa en su capital permitirá a su compañía ampliar la presencia en otros países, así como seguir generando beneficios con los que poder atender las necesidades de los clientes con bajos ingresos.

 

Para BlueOrchard, esta operación le permitirá centrarse en Oriente Medio, una región que, a su juicio, presenta un tremendo potencial de crecimiento. Según Jean-Philippe de Schrevel, CEO del grupo, la entrada en el capital de CHF está destinada a ser una asociación con una clara vocación de largo plazo “a través de la cual podremos desarrollar sistemas financieros inclusivos y crear sinergias en un mercado que nos resulta muy atractivo”.

Noticias relacionadas