BlackRock lanza un nuevo fondo de retorno absoluto centrado en mercados emergentes


BlackRock ha registrado en España su nuevo fondo BSF BlackRock Emerging Markets Absolute Return Fund, cuyo objetivo es generar rentabilidades absolutas positivas, independientemente de las condiciones de mercado, mediante la inversión en renta variable emergente.

El fondo será gestionado por Sam Vecht, responsable del equipo especializado en mercados emergentes de BlackRock, y cogestionado por Henry Wigan. Este equipo gestiona desde hace cinco años una estrategia de posiciones largas y cortas en emergentes y ahora, por primera vez, gestionarán un producto en formato UCITS basado en esa estrategia. El fondo BSF BlackRock Emerging Markets Absolute Return, que se ha lanzado con clases de participaciones en euros y dólares estadounidenses, tiene como referencia el LIBOR USD a tres meses.

El enfoque flexible del equipo combina análisis descendentes macroeconómicos y políticos con análisis ascendentes detallados de factores fundamentales de compañías. La cartera invertirá en unos 70 nombres. El equipo corrobora las ideas de inversión a través de una extensa labor de investigación sobre el terreno, con más de 1.000 reuniones anuales en más de 30 países. Además, se profundiza en el análisis a través de reuniones con los clientes, competidores y proveedores de las empresas objeto de inversión, y el equipo se desplaza hasta donde otros no llegan.

"A la hora de invertir en mercados emergentes, creemos que es esencial ignorar el «ruido», las temáticas e historias en torno a los mercados emergentes. Aunque la mayoría de los inversores que se plantean entrar en mercados emergentes confiere una gran importancia a elementos como el crecimiento del PIB y unos PER relativamente bajos, la realidad es bastante diferente. Es en esta brecha entre percepción y realidad donde el equipo encuentra las mejores oportunidades, centrándose en aquello que es realmente relevante en los mercados emergentes: empresas que están aumentando su flujo de caja libre y que operan en países en los que el entorno político y económico está mejorando. De este modo, nos aseguramos de que asignamos el capital de nuestros clientes sólo allí donde es necesario y donde pueda ser preservado, con el fin de controlar la volatilidad al tiempo que maximizamos una rentabilidad absoluta positiva", explica Sam Vecht, responsable del equipo especializado en mercados emergentes de BlackRock.

Sam Vecht, CFA, es responsable de la gestión de los fondos BSF Emerging Markets Absolute Return Fund, BlackRock Emerging Frontiers Fund, BlackRock Frontiers Investment Trust, BGF Emerging Europe Fund y del Eastern European Trust, que cotiza en la bolsa de Londres.

BlackRock gestiona activos por valor de 3,792 billones de dólares y cuenta con alrededor de 10.500 empleados en 30 países.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído