BlackRock lanza un fondo que invierte en acciones chinas clase A con técnicas de big data


El último lanzamiento de BlackRock es una nueva vuelta de tuerca a la innovación de producto. La gestora acaba de presentar en sociedad el BlackRock Global Funds (BGF) China A-Share Opportunities Fund, un producto pensado para aquellos inversores que estén buscando exposición al mercado de acciones chinas clase A (las que cotizan en Shanghái) para poder beneficiarse de oportunidades en este mercado que aporten crecimiento, diversificación y alfa.

El enfoque del producto es original porque se trata de una estrategia de renta variable sistemática gestionada activamente (SAE por sus siglas en inglés), long only, con liquidez diaria y formato UCITS, que tiene un objetivo de generación de alfa consistente sobre una base anual. La estrategia emplea una combinación de análisis cuantitativo tradicional con técnicas más innovadoras procedentes de las disciplinas de big data y machine learning. En conjunto, estas herramientas se utilizan para identificar alrededor de 300 compañías susceptibles de inversión, de un universo compuesto por las 1.300 compañías chinas de los parqués de Shanghái, Shenzhen y Hong Kong que participan en el programa Stock Connect.

El fondo estará gestionado por el equipo SAE de BlackRock en San Francisco, pero la actividad de trading será ejecutada desde Hong Kong. Este equipo está formado por más de 80 profesionales de la inversión que participan en las partes de análisis, gestión de carteras y estrategia de inversión. Jeff Shen, co director de inversiones de renta variable activa y co responsable de inversiones en SAE, liderará el equipo encargado de la gestión de la cartera con el apoyo de Rui Zhae, que co gestionará el fondo. El equipo ya ha estado gestionando esta estrategia exclusivamente para inversores institucionales durante los últimos cinco años, y ahora la hace disponible a inversores minoristas.

Shen explica que BlackRock ha estado aplicando métodos de inversión sistemática a sus inversiones en renta variable durante los últimos 30 años. “Más recientemente, hemos empezado a investigar y aplicar nuevos métodos – big data, machine learning, inteligencia artificial- a nuestros modelos”, añade. El experto destaca que “estas percepciones tienen una relevancia extraordinaria en un mercado como China, donde los datos suelen estar disponibles con frecuencia, y el mercado es grande y complejo”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído