BlackRock: ¿el bund en el 1% significa deflación?


Pese al advenimiento cada vez más cercano de subidas de tipos en EE.UU. y Reino Unido, la promesa de nuevo fuego cuantitativo en Europa de la mano del BCE plantea un escenario muy distinto para los inversores de renta fija europea. En este entorno resulta muy notable el hecho de que la rentabilidad del bono alemán a diez años haya caído por debajo del 1% por primera vez en la historia. “Es importante recordar que los bajos rendimientos en Europa no son un nuevo fenómeno. Los flujos hacia activos refugio durante la crisis de la deuda soberana, las medidas de liquidez de emergencia del banco central y, más recientemente, la tasa negativa de la facilidad de depósito del BCE llevan varios años deprimiendo los rendimientos de corta duración en Alemania (y otros países del núcleo de europa)”, advierte Michael Krautzberger, responsable de renta fija europea de BlackRock.

El experto se pregunta en su análisis si el hecho de que el bund haya caído desde el 1,9% de principios de año hasta el 1% actual es un indicador de deflación. “Casi dos tercios de la caída de la rentabilidad desde enero responde a unas expectativas de crecimiento más mediocres, mientras que un tercio se refiere a la caída de las expectativas de inflación”, aclara. También recuerda que hasta Alemania ha experimentado una desaceleración del crecimiento durante el segundo trimestre; Krautzberger interpreta que “esta recesión cíclica, exacerbada por los riesgos geopolíticos y el impacto de las sanciones a Rusia, crea riesgos bajistas todavía más grandes para el crecimiento europeo en la segunda parte del año. Sin embargo, esta es una proposición diferente a la de recesión total, en nuestra opinión”.

Krautzberger desarrolla esta afirmación: “Aunque la zona euro permanece susceptible a riesgos desinflacionistas, una deflación al estilo de Japón no es nuestro escenario base. La acumulación de desequilibrios externos y la disminución de la competitividad fueron factores importantes durante la crisis de la deuda soberana. Parte del proceso de cura implica ajustes relativos de precios dentro de la zona euro”. El responsable cree que este proceso ya ha sucedido y que se puede ver en la caída de los precios y los salarios dentro de los países periféricos, aunque indica que “se necesita que no sea el caso más adelante”.

Para el representante de BlackRock, la debilidad del IPC de la eurozona se explica, en parte, por esta devaluación. Otra de las razones por las que descarta una japonización de Europa es porque en aquel entonces se ofreció una respuesta monetaria muy lenta, al contrario de la voluntad del BCE para actuar. “De hecho, los débiles datos del PIB y la inflación deberían incrementar la presión sobre el BCE para dar una respuesta más contundente y ayudar al reequilibrio”.

La estrategia de BlackRock

Entonces, ¿cómo interpretar correctamente los mínimos históricos del bund? Para el responsable de renta fija europea, la baja rentabilidad del bono alemán “subraya la importancia de dar a los gestores flexibilidad a la hora de asignar capital en los mercados de renta fija de hoy”. Krautzberger constata que los mandatos que eluden los índices tradicionales permiten una asignación más activa, y los gestores activos con estrategias flexibles se pueden servir de la duración y las dinámicas de los diferenciales para generar retornos. El experto explica otra de las claves del acercamiento de BlackRock a la renta fija: utilizar un enfoque de valor relativo tanto entre títulos de deuda soberana como de deuda gubernamental frente a la corporativa, asignando asimismo una importancia creciente al 'papel' de EE.UU. y Reino Unido.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído