Biotecnología: una temática de inversión al alza más allá de la sospecha de burbuja


El sector de compañías de tecnología médica o biotecnología ha registrado un rendimiento del 24,5% desde 2008, batiendo al mercado en cuatro de los últimos seis años. “En general, la rentabilidad del sector es estable y suele ser superior a la del mercado en momentos difíciles” explica Stefan Blum, gestor de Bellevue AM. Blum destaca entre los fundamentales del sector el crecimiento estable de las ventas y crecimiento de los beneficios superiores a la media y cree que estos serán “aún más visibles”.

Su previsión para 2014 y 2015 es que se acelere el crecimiento “por la normalización del número de pacientes y una serie de lanzamientos de nuevos productos innovadores”. “Aunque solo prevemos una ligera mejora de la rentabilidad en 2014 a causa de los costes de lanzamiento de productos, el crecimiento de los beneficios en 2015 será superior a la media, ya que los márgenes continuarán ampliándose”, aclara el experto. También observa como otros drivers de crecimiento el incremento de la actividad de fusiones y adquisiciones, el anuncio del desarrollo de nuevos productos y decisiones positivas de la FDA, la autoridad estadounidense del medicamento.

El experto de Bellevue compara la revolución que está viviendo actualmente el sector de la salud con la que experimentó hace 25 años la industria del automóvil. Pone el siguiente ejemplo: “En estos momentos los hospitales deben asumir parte del riesgo financiero de los tratamientos, lo que ha dado lugar a una oleada de consolidaciones entre operadores de hospitales y ha puesto en marcha esfuerzos generalizados de optimización de procesos operativos y actividades de la cadena de suministro. Al igual que los sistemas ERP de entonces (por ejemplo, SAP), hoy en día el software de TI del sector salud es una pieza esencial del rompecabezas”.

La estimación de Blum, otra vez tomando como referencia el sector de automoción, es que “con la transferencia gradual de competencias a proveedores de nivel 1, a largo plazo se desarrollarán colaboraciones estrechas entre los hospitales y sus proveedores”. Entre tanto las empresas más pequeñas –que identifica como proveedores de nivel 2 y nivel 3 de subsistemas y componentes- tendrán que jugar la carta de la innovación constante para luchar contra una presión sobre los precios en aumento.

El gestor observa “un importante potencial de subida” en las grandes capitalizadas que van a beneficiarse de estos cambios y que puedan sacar provecho de las economías de escala. “Nos gustan las compañías de rápido crecimiento e innovadoras de pequeña y mediana capitalización, donde es probable que la actividad de M&A sea un factor cada vez más importante para la subida de los precios”, apunta al respecto. Otra de las opciones que elige para su fondo son las compañías que generan la mayor parte de sus ingresos en mercados emergentes, pues estos países ya representan el 50% del crecimiento total.

Solidez en el largo plazo

Nathalie Loetscher, gestora para UBS Global AM del fondo UBS (lux) Equity Fund Biotech, constata que debido a esta fuerte subida el sector “puede estar sujeto a recogida de beneficios dependiendo del entorno macroeconómico”, pero su postura es positiva con el mercado debido a la conjunción de tres vectores: el desarrollo de nuevos medicamentos y prestaciones, el visto bueno de los reguladores a nuevos medicamentos y el M&A. Además, observa que 2013 terminó con un récord histórico de OPVs del sector, 30 debuts bursátiles con un valor conjunto de unos 2.300 millones de dólares, “subrayando la fuerza de la innovación en el sector de la biotecnología”

A todo esto se debe añadir otra observación de Loetscher: “La biotecnología está disfrutando de una fuerte corriente procedente de la mezcla del envejecimiento demográfico de la población en los países desarrollados y el rápido crecimiento y creciente próspera población en los mercados emergentes”. Por todos estos ingredientes, la gestora considera que las valoraciones son atractivas y que “los motores fundamentales de crecimiento para el sector se mantienen intactos, y continuamos viendo un escenario de largo plazo atractivo”.

La gestora identifica tres posibles amenazas que podrían traer ventas al sector. La primera, que las biotecnológicas no son ajenas a las dinámicas de los mercados, por lo que “una venta masiva también afectaría probablemente al sector”. Luego están factores propios de la idiosincrasia de esta clase de activo: podrían afectar negativamente el deterioro del entorno regulatorio o el fracaso de un medicamento (en las pruebas o durante el proceso de venta), que podría hacer que cayera la cotización de la empresa creadora provocando incluso un efecto de arrastre a todo el sector.

La experta da cinco nombres presentes en el top 10 de posiciones de su cartera y que ilustran el tipo de compañías que pueden aprovecharse de las transformaciones del sector y el desarrollo de nuevos medicamentos: Gilead, Biogen, Alexion, BioMarin y Regeneron.

Empresas

Noticias relacionadas