Biotecnología: mismas perspectivas, pero… ¿más valor?


En los dos últimos años, el fuerte repunte de los títulos globales de biotecnología ha estado alimentado por una gran cantidad de lanzamientos de nuevos productos, autorizaciones y adquisiciones. El índice NASDAQ Biotech de referencia subió un 32% en 2012 y un 66% en 2013. El año 2014 también empezó bien pero, posteriormente, los precios del sector de biotecnología sufrieron una brusca corrección y el índice perdió un 10,7% en dólares en marzo. En lo que va de año, el mercado y el fondo Bellevue BB Biotech han retrocedido un 2%.

Tazio Storni, gestor principal del fondo BB Biotech, considera que la corrección no debe alarmar a los inversores a largo plazo. "Parte de la caída se debe a factores macroeconómicos y de política monetaria. Los bancos centrales indicaron que los tipos de interés subirían, pese a que los datos sobre la dirección de las economías del mundo no son concluyentes. No obstante, los inversores en renta variable mordieron el anzuelo y pasaron del crecimiento al valor, con lo que los títulos de biotecnología, orientados a un crecimiento elevado, quedaron rezagados".

También hubo un factor específico de la biotecnología ante el que, según Storni, los mercados reaccionaron exageradamente. A principios de mes, tres congresistas estadounidenses se dirigieron a Gilead, una empresa de biotecnología que el año pasado recibió la autorización para comercializar su innovador tratamiento para la hepatitis C Solvadi. Los políticos querían saber por qué el medicamento costaba 84.000 dólares, un precio que puede ponerlo fuera del alcance de los pacientes con ingresos bajos y de la sanidad pública.

"El mercado lo interpretó como una presión sobre la totalidad del sector para que baje los precios. La verdadera cuestión debería haber sido si dicha presión política sobre los precios es o no real", indica Storni. Además, mantiene su compromiso con Gilead pese a la preocupación del mercado. Considera que los congresistas no cuentan con apoyos suficientes para modificar la política de precios en EE.UU. Además, los políticos también están pasando por alto otro aspecto más amplio.

El tratamiento con Solvadi puede parecer caro a primera vista. Pero dado que es mucho más fácil de administrar y mucho más eficaz que los tratamientos antiguos, los congresistas pueden buscar otras economías diferentes. Los tratamientos anteriores no siempre curaban a los pacientes, y algunos de ellos necesitaban posteriormente un trasplante de hígado, que cuesta alrededor de 200.000 dólares.

Sin embargo, las verdaderas presiones sobre los precios pueden tener otros orígenes. Existen otros nuevos tratamientos de la hepatitis C en cartera que aumentarán la competencia. "Los recién llegados puede que tengan que hacer concesiones de precios para conseguir cuota de mercado. Todos estos nuevos fármacos son más fáciles de administrar, a menudo mediante una píldora diaria, y tienen pocos efectos secundarios. Pero seguimos siendo optimistas respecto a Gilead. La comercialización de Solvadi solo ha sido autorizada en EE.UU. y Europa. Ahora viene Asia. Un mayor número de autorizaciones y un mercado más amplio, además de datos clínicos continuados, actuarán a favor de la empresa", explica Storni.

A su juicio, las caídas de las cotizaciones en todo el sector aumentan el atractivo de la biotecnología. Los fundamentales siguen siendo sólidos, la cartera de nuevos tratamientos es saludable, y las ventas de los medicamentos autorizados siguen aumentando. La actividad de fusiones y adquisiciones puede haber caído últimamente, pero aún se están haciendo operaciones importantes. La corrección puede incluso alentar más operaciones.

También existen muchas buenas noticias que contradicen a los bajistas en el sector. Dos títulos del BB Biotech rompieron la tendencia bajista: Endocyte subió un 80,8% en dólares durante el mes y Depomed subió un 20,3% en marzo. El impresionante salto de la cotización de Endocyte se debió a dos buenas noticias. Los asesores sanitarios de la UE dieron su autorización condicional al fármaco de la empresa para el tratamiento del cáncer ovárico Vintafolide. La compañía también publicó nuevos datos de ensayos que demuestran la eficacia del medicamento en el tratamiento de algunos tipos de cáncer de pulmón.

Depomed también ganó terreno gracias a la autorización de un analgésico de su socio Mallinckrodt, por el que la empresa recibe royalties. Los analistas se apresuraron a revisar al alza el título, pues esperan un fuerte aumento de los ingresos durante el próximo año. "En general, somos más optimistas que antes en relación con las valoraciones. Con una media de PER inferior a 20x en las empresas maduras de biotecnología, el nivel de medicamentos en proyecto y las ventas son extraordinariamente alentadores", afirma Storni.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído