Billetes de un euro


TRIBUNA de Iñigo Bilbao-Goyoaga, especialista en Fondos de Inversión e Inversión colectiva.

Parece que ya hay países nuevos o más bien nuevos ricos que pueden pagar casi todo de forma virtual. Se paga con el móvil dicen en prensa. Y aseguran que pudiera ser la tendencia y que pronto iremos sin dinero en metálico y sin billetes en el bolsillo también en toda Europa.

Ya en su día los americanos se adelantaron a los tiempos e imprimieron billetes de 1 dólar y a pesar de que han pasado décadas, el billete de 1 dólar sigue existiendo. Hay que recordar que vendrán siempre generaciones nuevas que tengan que aprender el valor del dinero, y ha sido por culpa de no entender de dinero por lo que hemos tenido terribles guerras siendo la más conocida la segunda guerra mundial cuyo origen está en la hiperinflación y en la gran depresión económica generada en los años 30. Los americanos es cierto que no sufrieron la guerra en su territorio pero sí sufrieron la gran depresión.

Mi familia era muy antigua y se dedicaban a un negocio textil muy antiguo. En los años 20 del siglo pasado Alemania lo era todo en el nuevo mundo industrial así que a mi abuelo le enviaron a Alemania a estudiar las nuevas técnicas de maquinaria textil que se habían inventado allí. Seguro que aprendió mucho de temas textiles pero al parecer lo que más le impactó fue el problema de la hiperinflación que estaba viviendo Alemania aquella época que luego llevó a los partidos autoritarios al poder. Resulta que el dinero valía menos de un día para otro. Aquella experiencia que al parecer le marcó mucho, le hizo invertir el dinero de la fábrica, cuando llegó la guerra civil a España en los años 30, en chapas de metal. De esa forma consiguió mantener el valor del dinero de la fabrica durante la guerra.

Recordemos que ya el euro, que no deja de ser una moneda de nueva creación en un país nuevo llamado Europa, está creando mucha incertidumbre. El hecho de que el primer billete importante sea de 5 euros y no de 1 o 2 euros, en mi modesta opinión ha confundido más que ayudado a entender bien la nueva moneda.

El mayor argumento de los partidos políticos que invitan a salirse del euro y volver a sus divisas antiguas es que estábamos mejor antes. Que el euro ha creado confusión. Los dos grandes problemas de Europa son la mala planificación de la inmigración y la mala comprensión del valor de 1 euro y hay muchos partidos políticos por toda Europa mamando de estos dos temas. Son un caladero de votos. La independencia de una región es de novatos comparado con los votos que se pueden obtener exprimiendo lo mal que se ha explicado el euro y lo mal que se está gestionando la inmigración.

No tengo ninguna duda que los bancos centrales y en especial el Banco Central Europeo tendrán que hacer un gran esfuerzo por anticiparse a los problemas que nos llegan con el dinero virtual. Ya es un problema que no tengamos billetes de 1 euro pero peor sería que desapareciese el dinero en metálico y los billetes y que en su lugar todo se resumiese a anotaciones en cuenta. Aprendamos de nuestra historia, incluida la historia de Europa y del euro, que aun siendo reciente, empieza a ser muy rica en sabiduría y anticipémonos al debate del dinero virtual.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído