Bill Gross vuelve a criticar a EEUU por su déficit


El director de inversiones de Pimco empieza 2011 con un comentario en su blog, titulado "Off With Our Heads!", en el que dice que EEUU no comprende realmente cuánto le costará su déficit billionario. Así, critica que el país siga centrado en mantener el consumo en vez de aumentar su competitividad, a la vez que la depreciación del dólar merma el poder de compra de los estadounidenses. Por ello, cree que los salarios de los estadounidenses se quedarán por detrás de la inflación y las subidas de los precios de las materias primas; la depreciación del dólar minará su poder de compra, así como el menor valor de los activos denominados en dólares; la deuda necesitará ser financiada a través de atractivos tipos de interés; y el déficit crecerá y producirá un stock de deuda que pude llegar a ser inmanejable, como muestra el ejemplo de Grecia, Irlanda o los países latinoamericanos en el pasado.

En su último blog, el gestor del fondo Pimco Total Return tuvo duras palabras contra los hábitos económicos americanos. “A diferencia de Europa o de Reino Unido, que han adoptado una dieta fiscal extrema, los americanos responden con un “mañana”. Las recomendaciones de la Comisión de Deuda son tiradas a la basura, la elección del Tea party se centra finalmente en simbólicas medidas, y tanto demócratas como republicanos se felicitan por su habilidad de lograr acuerdos por el bien de la nación”, comenta.

Pero según Gross, los inversores astutos deben rechazar las gratificaciones y resistir el atractivo de los bonos a largo plazo, ya que cree que es posible aún ganar rentabildidad con estrategias sobre renta fija, con riesgos de crédito en vez de duración que incluyen renta fija corporativa de mercados emergentes y gobiernos con altos tipos de interés reales y amplios diferenciales de crédito; bonos flotantes en lugar de obligaciones con tipo fijo; y una exposición a otras divisas distintas del dólar.

Para el experto, los inversores decididos a poner su dinero en renta variable deberían apostar por mercados en crecimiento con divisas y riesgo político controlado, como Canadá, Brasil e incluso México.

Gross defiende que los inversores deberían temer las consecuencias de un gasto público en EEUU “descabellado”. “Una mayor inflación, un dólar más débil y la pérdida final del rating AAA por el gobierno de EEUU son las primeras consecuencias”, añade.

Para ver el comentario completo en su blog pinche el siguiente link.

 

Profesionales

Lo más leído