Bill Gross: motín contra los bonos del Tesoro e inversión en deuda emergente


Los bajos tipos de interés y las crecientes rentabilidades negativas que han engendrado, con la consiguiente aceleración de la inflación, representa una amenaza inmediata para las carteras. Pero según Bill Gross, el mayor investor de renta fija del mundo y responsable y fundador de PIMCO, los precios de los bonos no tienen por qué caer para los ahorradores durante un proceso de “liquidación de deuda”. De ahí que llame a una renovada vigilancia de las alternativas disponibles a nivel global en los “estresados” mercados de bonos, incluyendo el mercado de deuda emergente denominado en divisas no dólar que ofrece mayores rentabilidades.

 

 

En su último comentario en su blog titulado “The Caine Mutiny (Parte II)”, es decir, el motín del Caine, haciendo referencia a la película estadounidense de los años 50 ambientada en la II Guerra Mundial en la que el buque de la armada estadounidense USS Caine vive un motín, Bill Gross llama a la acción.

“Los inversores han estado navegando en el “Goog Ship Lollipop” durante 30 años tras la Revolución Volcker y el retorno de los altos tipos de interés, pero ahora, con el Gobierno amenazando con imponer una represión financiera, los inversores de bonos deberían protagonizar una revuelta. Su barco debería ser más como el “USS Caine”, en referencia a un motín que aunque traumático, finalmente llevó a todos los marineros a salvo a puerto. No digo que esté llamando a un motín sino a una renovada vigilancia en este nuevo barco hacia las alternativas globales que incluyen deuda de los países en desarrollo en moneda local”, dice en su artículo.

Gross señala la contabilidad saneada de dichos países, sus altos tipos de interés reales que los impuestos por los países desarrollados y “sujetos estos últimos a represión presente y futura”. Para los inversores que busquen la máxima calidad, recomienda bonos australianos, con rating AAA. “El mercado de bonos del Tesoro se encuentra en el curso de una colisión con la represión finaciera y es tiempo de ajustar el timón a estribor para llegar a casa sanos y salvos”, apostilla.

Lea el comentario completo en el siguiente link.

Profesionales

Lo más leído