BFA rehace sus cuentas y reporta unas pérdidas de 3.318 millones


Banco Financiero y de Ahorros (BFA) ha rehecho sus cuentas de 2011 al igual que la semana pasada hizo su participada Bankia. De los 41 millones de beneficio que había anunciado hasta ahora, ha pasado a reportar unas pérdidas de 3.318 millones. Esta cuantía ya está contemplada en el plan de saneamiento pactado con el Ejecutivo, con lo que está cubierta con la inyección de 19.000 millones que recibirá en las próximas semanas.

Estos quebrantos, asegura la entidad, son el resultado de los 1.561 millones de pérdidas que le corresponden de Bankia (ascendieron a 2.979 millones), a los 1.565 millones de saneamientos de activos fiscales, a los 86 millones de depreciación de su participadas, y a los 358 millones que le ha costado la suscripción de las participaciones preferentes por parte del FROB. A cambio, las empresas en las que participa le han reportado unos ingresos de 252 millones. 

Además de las pérdidas, el grupo ha cargado contra su patrimonio (que asciende a 10.673 millones) otros 1.179 millones de ajuste de los activos fiscales "originados en el proceso de la revisión de la combinación de negocio que dio origen al grupo", explica la entidad. 

El Consejo de Administración ha aprobado hoy estas cuentas en una larga reunión en la que se ha comunicado a los consejeros que en las próximas semanas tendrán que abandonar sus puestos. Sin embargo, la renovación de este órgano de gobierno no se ha ejecutado en el día de hoy a la espera de que el Estado tome su participación en la entidad y nombre a los representantes que considere oportunos. 

Noticias relacionadas

Lo más leído