Bestinver envía una carta a sus clientes para tranquilizarles tras la marcha de Paramés


Se cumplen tres días desde que Francisco García Paramés enviase su carta de renuncia a la gestora en donde se ha consagrado como uno de los mejores más reconocidos del panorama de gestión de activos español, y en donde, Bestinver, sin duda, ha vivido los momentos de mayor incertidumbre de sus 25 años de historia.

Tres días en los que ha habido tiempo para todo tipo de rumorología, silencios y sorpresas. Aunque una cosa no le ha faltado a la entidad, su capacidad de reacción.

Un día más tarde de confirmarse la salida de Paramés, la firma presidida por Luis Rivera daba un golpe de efecto, por un lado, ratificando la permanencia de Álvaro Guzmán y Fernando Bernad, y por otro, y al mismo tiempo, anunciando el reemplazo al ex director general de Inversión. La entidad, en su primer post de la gestora en su cuenta de Twitter creada en octubre de 2011, informaba que Beltrán de la Lastra se convertía en el nuevo referente del grupo.

Nueva era, no sólo en las redes, en la que Bestinver se enfrenta ahora al mayor de los inconvenientes, la potencial salida de dinero de los fondos construidos y diseñados por el gestor que ha elevado a estos productos a la cima de la gestión en España y, asimismo, en Europa.

Una dura labor la que tienen ahora desde Bestinver, la de tranquilizar sobre la estabilidad de los fondos y la de convencer al inversor del proyecto continuista que acaba de iniciarse. Por el momento, la firma enfoca el mensaje en una carta a los partícipes en la que indica que los productos mantienen a los dos gestores que han vivido a lo largo de estos años los entresijos de la gestión de Paramés y, por otro lado, que reciben sabia nueva con la incorporación de la Lastra, con más de 18 años de experiencia en J.P. Morgan, con un estilo de inversión continuista a la filosofía de gestión de Paramés, es decir, el value investing.

En cuanto a la estabilidad y liquidez, tal y como explican en la carta a los partícipes, “Beltrán de la Lastra, con Álvaro Guzmán y Fernando Bernad, aseguran la continuidad de una cartera cuya estabilidad queda reflejada en que el 55% de las compañías actuales estaban ya en cartera hace cuatro años y el 75% hace uno”. Junto a que, añaden, “nuestra cartera modelo reflejada en Bestinfond tiene una capitalización media ponderada de 15.000 millones de euros, lo que implica una alta profundidad de mercado, permitiendo una gestión eficiente de las carteras”.

A continuación, la carta al completo:

Bestinver ha incorporado a Beltrán de la Lastra como Director General de Inversiones. Beltrán ha desarrollado durante 18 años su carrera profesional en J.P. Morgan en Londres, donde ha ocupado diversas responsabilidades como gestor de patrimonio. En la actualidad era “Head of Core Strategies”, con una cartera de 13.500 millones de dólares bajo su gestión. Beltrán es ingeniero Industrial por ICAI y cuenta con el título de Analista Financiero Certificado (CFA). Bajo su gestión, el fondo JPM Europe Select Equity se ha situado en los primeros puestos de rentabilidad en 2012 y 2013, otorgándole Citywire un rating de A.

Como defensor del “Value Investing”, su incorporación garantiza la continuidad con la filosofía de inversión que caracteriza a Bestinver. Desde su creación en 1987, la compañía se ha centrado en proporcionar a sus inversores una rentabilidad consistente invirtiendo a largo plazo en buenos negocios, bien gestionados, con ventajas competitivas sostenibles, comprados a buenos precios.

Estabilidad y liquidez

Beltrán de la Lastra, con Álvaro Guzmán y Fernando Bernad, aseguran la continuidad de una cartera cuya estabilidad queda reflejada en que el 55% de las compañías actuales estaban ya en cartera hace cuatro años y el 75% hace uno.

Nuestra cartera modelo reflejada en Bestinfond tiene una capitalización media ponderada de 15.000 millones de euros, lo que implica una alta profundidad de mercado, permitiendo una gestión eficiente de las carteras.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído