Tags: Renta Variable |

Bestinver entra en Sabadell y señala a Bankia y BBVA como candidatos para una operación corporativa


Sabadell ha sido la última incorporación a la cartera ibérica de Bestinver durante el último trimestre, en el que igual que ocurrió meses anteriores ha aprovechado para pescar en el sector bancario. Entre otras cosas, el banco les gusta porque está especializado en pequeñas y medianas empresas, con una cuota de mercado por encima del 11%. “Se trata del único banco especializado en este segmento, que consideramos que es más rentable que el resto de segmentos en general y dada la baja rentabilidad del sector en España, muchas entidades están buscando hacerse hueco en esta área”, explican en su carta trimestral a los partícipes.

Pero también porque lo ven como “un candidato claro a participar en una potencial operación de fusión o adquisición dada su especialización única, donde el candidato que mejor encajaría podría ser Bankia, aunque BBVA también podría estar interesado”, justifican.

Creen que la valoración actual es muy atractiva, después de haber estado penalizado por varios frentes: problemas con los sistemas informáticos en Reino Unido que le han llevado a un coste extraordinario por encima de lo esperado, así como mayores provisiones y menor actividad de trading, que le han llevado a una falta de capital.

Y aunque aseguran que no les gusta el sector, la entidad catalana se une a Santander y Unicaja, que ya formaban parte de Bestinver Bolsa. De hecho, consideran que para ellos “los bancos suponen hoy un ejemplo de creación de valor. En verano de 2016 construimos una posición que ha generado plusvalías de más de 200 millones de euros para nuestras carteras. A principios de 2018, redujimos gran parte de nuestra posición, para volver a añadir tras las correcciones de otoño. En este trimestre, aun a pesar de las turbulencias en el sector provocadas por el retraso en las estimaciones de subidas de tipos, los bancos en cartera han contribuido a la rentabilidad del primer trimestre. Bancos como Unicredit o Commerzbank han aumentado su cotización un 17% y 19%”, razonan.

Otras temáticas

Al margen del sector bancario, otro que tiene especial relevancia en sus carteras es el sector industrial, donde diferencian entre dos tipos de compañías: las de ciclo largo, donde se engloban minería, petróleo y gas, papel, etc; y las de ciclo corto, donde entran automoción o equipos industriales entre otros.

Creen que el mercado no entiende particularmente bien las compañías de ciclo largo, ya que pone su foco en los resultados a muy corto plazo (de los próximos 24 meses) como aproximación a los beneficios normalizados. Lo que ha creado oportunidades por valoración en compañías como Dassault Aviation, Boskalis, Andritz, Valmet, Técnicas Reunidas, Epiroc, FLSmidth o Schlumberger. “Todas son buenas empresas a precios razonables, con unos negocios de nicho sólidos y un riesgo relativamente bajo de pérdida permanente de capital”, explican. Por otro lado, distinguen compañías industriales de ciclo corto como pueden ser Valeo o Faurecia, “donde el riesgo viene por la posible desaceleración de la actividad económica”, matizan.

Las turbulencias del mercado de comienzos de año han provocado un giro en sus carteras hacia compañías más cíclicas, pero también han encontrado oportunidades en torno al Brexit en torno a algunas compañías cíclicas británicas como Next, Kingfisher o Dixons

Productos
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído