Bestinver elimina las comisiones de reembolsos para traspasos entre sus fondos de bolsa


Bestinver ha decidido eliminar las comisiones de reembolso de sus fondos de renta variable para traspasos internos de sus clientes. Según ha explicado Francisco García Paramés, la cuantía por este concepto no era relevante para la gestora y no influía en su gestión por lo que han decidido facilitar de esa manera el movimiento entre sus productos.

García Paramés realizó este anuncio durante la XII Conferencia Anual de Inversores de Bestinver celebrada en Madrid esta semana.

Bestinver gestiona nueve fondos de inversión, de los que cinco son de renta variable y dos son mixtos. El Bestinfond, el Bestinver Bolsa, el Bestinver Grandes Compañías, el Bestinver Internacional, el Bestvalue, el Bestinver Mixto y el Bestinver Mixto Internacional aplican una comisión de salida del 3% para participaciones con antigüedad inferior al año. Esta penalización no será aplicada a partir de junio para aquellos clientes que muevan su dinero entre estos fondos. Esta medida está pendiente de aprobación por parte de la CNMV.

La gestora ha alcanzado un patrimonio total de 6.500 millones de euros y, como sucede periódicamente, las preguntas sobre su capacidad máxima de gestión han vuelto a ser un tema recurrente en la conferencia de clientes. Paramés dijo que “llegará un momento que será difícil” gestionar si siguen aumentando sus activos, pero aseguró que “por ahora” están lejos de ese momento. Reconoció, no obstante, que esta es una de sus mayores preocupaciones, si bien, no tienen una cifra exacta máxima de gestión. Llegado ese momento, tal como ya han dicho en ocasiones anteriores, optarían por tomar medidas aunque todavía, según García Paramés, no han estudiado cuáles serían.

En 2012, la gestora no registró entradas en sus productos y los gestores interpretan este hecho como que el inversor pequeño “está quemado” y no hay interés en invertir en bolsa. En todo caso, en la gestora se sienten cómodos con su negocio actual. Su cartera nacional ha cumplido 20 años mientras que la internacional cuenta ya con 15 años de historia.

El gestor, uno de los máximos representantes del estilo valor en Europa, aseguró que “para ser buen inversor hace falta más rasgos de carácter que de inteligencia”. Esos rasgos de carácter son, entre otros, tener capacidad de aguantar las posiciones en el largo tiempo o, por el contrario, saber reducir tus posiciones, algo que se lamentó de no haber hecho con Pescanova.

Además, resumieron en una sola diapositiva su proceso de selección de inversiones. Así, buscan compañías con ventaja competitiva (que tengan alto ROCE y que sea sostenible) y que tengan una actitud correcta con el cash-flow (quieren que bien lo devuelvan a los accionistas vía dividendo o lo reinviertan en buenos proyectos). Una vez detectadas esas empresas, buscan que que sean proyectos a largo plazo o que tengan un buen precio, algo que puede estar provocado, entre otros factores, por la ciclicidad de la empresa, por la estructura accionarial (por ejemplo que sea familiar y el mercado la penalice por ello), por el tipo de acción en el que invierten (por ejemplo, en su posición en BMW suelen optar por preferentes) y por causas geográficas (que una empresa cotice en una plaza pero desarrolle su negocio en otro país, lo que provoca ineficiencias en su seguimiento por parte de los analistas).

Estos dos factores se complementan con la visión de la escuela austriaca de economía (les ayuda a comprender la estructura general de la economía y el comportamiento humano) y el factor tiempo. Este último punto es una de las características en las que desde Bestinver siempre insisten. Para ellos, el tiempo supone tener una preparación psicológica suficiente para tener paciencia. Además, se necesita de clientes que también tenga esa capacidad de invertir a largo plazo.

Durante la conferencia, además, los gestores reconocieron errores en su gestión, como su posición en Vocento o en la italiana CIR/Cofide y aseguraron que han vuelto a realizar inversiones significativas de su patrimonio financiero personal en los fondos que gestionan.

También hubo tiempo para las recomendaciones literarias. García Paramés recomendó el libro “Thinking fast and slow”, de Daniel Jahneman; Álvaro de Guzmán aconsejó "Monetary Regimes and Inflation", de Peter Bernholz, y Fernando Bernad optó por "Una alternativa liberal para salir de la crisis", de Juan Ramón Rallo.

XII Conferencia Anual de Clientes de Bestinver

XI Conferencia Anual de Clientes de Bestinver

X Conferencia Anual de Clientes de Bestinver

IX Conferencia Anual de Clientes de Bestinver

VIII Conferencia Anual de Clientes de Bestinver

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente