Beltrán de la Lastra: “No soy un gestor estrella ni lo quiero ser, el proyecto va más allá”


Beltrán de la Lastra, nuevo director de Inversiones de Bestinver, no ve otra manera de hacer las cosas más que con sentido común, en el que él mismo espera que sea “el proyecto de su vida”.

Estar en una gestora independiente en la que hay cultura de hacer las cosas bien, con un perfil de inversión no tan distinto al modo que él tiene de ver el mundo y con una clientela que entiende el concepto de invertir a largo plazo han sido para de la Lastra, los puntos determinantes para dar el salto a Bestinver desde la gestora en la que ha desarrollado toda su carrera profesional a lo largo de los últimos 20 años, J.P. Morgan Asset Management.

En esta nueva etapa, empieza un proyecto que va más allá de convertirse en un gestor estrella, algo que no considera que sea ni que quiera ser. Por ello, consciente de a qué ha venido, tiene como primer y principal objetivo que todo cliente tenga claro que sus intereses van siempre por delante en todo lo que hagan.

Por tanto, su prioridad ahora mismo es llevar una pauta clara y tranquila. “Mi preocupación en estos momentos no son las suscripciones, sino que el mercado reconozca que lo estamos haciendo bien”, determina el director de Inversiones. Para llegar a ello, cree que lo más importante es contar con el mejor equipo posible y que sean todos -gestores y analistas- los que aporten ese valor añadido. “Tengo claro lo que quiero y a quién quiero”, subraya.

Muestra de ello es Ricardo Cañete, recientemente incorporado como responsable de la Cartera Ibérica, de quien destaca dos aspectos fundamentales adquiridos en su anterior casa: entender el trabajo en equipo y compartir su filosofía de inversión.

Reforzar el equipo 

Reconoce que la próxima incorporación será un gestor que refuerce el área de renta variable internacional, terreno donde no tiene tanta prisa al haber sido el activo que más tiempo ha dedicado a lo largo de su carrera profesional. Asimismo, piensa fortalecer el equipo de análisis, actualmente formado por cinco profesionales (cuatro en Madrid y uno en Asia).

También, en un futuro, indica que tienen interés por contar con un producto de renta fija corporativa en la gestora, pero con calma. “No nos vamos a convertir en una casa de renta fija”, aclara, además de precisar que “no se debe ser extremista en la manera de pensar. Hay que explotar los recursos que tienes con sentido común”.

Gestión independiente

Una vez más, recurre al sentido común, filosofía base de la nueva andadura que acaba de iniciar en Bestinver, casa en la que se siente privilegiado de estar por que no cree que haya otros muchos sitios donde pueda construirse un proyecto igual. También valora positivamente que el máximo accionista de la gestora entienda el valor de la gestión independiente, sobre todo en momentos como el actual que viven, donde cree que claramente han demostrado que así es. Para de la Lastra, el futuro de la gestión en España, retrasada en este sentido, pasa por las firmas independientes.

Al mismo tiempo que destaca el hecho de estar en una casa que aboga por este principio, el nuevo director de Inversiones cree que también sopla el viento a su favor ya que la renta variable europea, activo core de las carteras, es precisamente el activo con mayor potencial a largo plazo. Eso sí, con su volatilidad asociada, “precio que hay que pagar por estar en el activo”, concreta.

La línea de actuación que se marca como gestor es la de buscar compañías atractivas desde el punto de vista de valoración y gestionar los riesgos del mundo en el que vivimos. En este contexto, tiene muy en cuenta a los riesgos geopolíticos actuales -Ucrania y Oriente Medio- y observa con mucha atención el giro que ha dado EE.UU. en su política monetaria respecto a la europea. Fuentes de volatilidad ante las que, “si estas preparado para ello, será una oportunidad, sino, una faena”, argumenta.

Respecto a las carteras actuales, apunta cómo le dan margen para gestionar posibles escenarios de incremento de volatilidad y cómo todas las inversiones le parecen razonables, algo de lo que no dudo en ningún momento antes de incorporarse. Incide además en que no presentan ningún problema de liquidez, incluso, comenta, hay un ligero exceso.  “Con normalidad, tranquilidad y sin dar portazos”, expresa de la Lastra, irá cambiando algún peso de los valores en cartera, comprará y venderá otros.

En definitiva, paso a paso y sin pretensiones de convertir la gestora en algo que no es, ya que “persigue lo mismo, aunque la manera de implementarlo pueda ser diferente”. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 3 Siguiente