Beltrán de la Lastra: “Estamos en un entorno de mercado incómodo pero no por ello menos rentable”


El riesgo político se ha apoderado de la evolución de los mercados financieros y, en consecuencia, de las decisiones de inversión de los gestores de fondos. “Hasta hace poco, el riesgo político era casi exclusivo de países emergentes y ahora, sin embargo, se ha trasladado a los países desarrollados”, recuerda Beltrán de la Lastra, presidente y director general de Inversiones de Bestinver. Factores como el Brexit, la formación de un nuevo gobierno en España, las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos que enfrentarán a Hillary Clinton y a Donald Trump, el inminente referéndum para reformar la Constitución en Italia o las también elecciones presidenciales de 2017 en Francia donde la ultraderechista Marine Le Pen podría resultar primera fuerza política complican el análisis del contexto macro que rodea la actividad micro de las empresas al tiempo que generan volatilidad en los mercados financieros.

Sin embargo, esto no preocupa a Bestinver. “Nos encontramos inmersos en un proceso de normalización de la volatilidad, ya que veníamos de un periodo de volatilidad muy baja. Además”, confía el máximo responsable de la boutique española, "estamos en un entorno de mercado incómodo pero no por ello menos rentable”. El director de Inversiones de Bestinver asegura que “cuando el mercado está ocupado por temas políticos, a nosotros, que estudiamos la microeconomía, nos beneficia porque nos abre oportunidades para invertir”. En este sentido, el disponer de un nivel de liquidez en cartera lo suficientemente amplio para aprovechar grandes correcciones bursátiles se ha convertido en una palanca imprescindible de su estrategia de gestión.

En febrero, Bestinver redujo la liquidez de sus carteras a un 3% tras haber invertido en la corrección de enero. En marzo, sin embargo, ampliaba esta liquidez a un 10%, un nivel que ha mantenido tanto antes de llevarse a cabo el referéndum británico como después de conocer su resultado. Con el Brexit, “hemos hecho compras, pero mantenemos liquidez en cartera”, indican sus responsables. A este aprovechamiento de la liquidez para coger oportunidades cuando se presentan correcciones bursátiles, se le une un menor análisis de la renta variable europea por parte de las firmas de inversión, que les abre incluso más oportunidades. “Hoy en día las compañías europeas están menos analizadas que hace diez años. La crisis ha reducido presupuestos de equipos y de riesgos. Lo cierto es que es malo para el mercado en su conjunto, pero bueno para Bestinver, dado que dedicamos muchos recursos y analistas a gestionar el patrimonio de nuestros clientes”, justifica De la Lastra.

Brexit y Brasil

Entre las principales decisiones adoptadas por el equipo gestor de Bestinver para jugar el Brexit, se encuentran la inversión en compañías que se benefician directamente del Brexit como Rolls Royce o Informa (sus ingresos no están en libras pero una gran parte de sus costes sí lo están, por lo que sus márgenes se ensanchan), así como en empresas que operan domésticamente en Reino Unido pero su resiliencia a la economía es enorme como Greggs (su negocio no va a sufrir por el Brexit, pero su cotización sí ha sufrido como si estuviera muy expuesta al ciclo).

Más allá de Europa, y siempre de forma minoritaria dentro de su cartera internacional, la boutique española no ha podido dejar escapar la oportunidad de invertir en empresas brasileñas como Companhia Brasileira de Distribuicao (CBD) o Hypermarcas. Ambas compañías “cuentan con un alto margen de seguridad por el que casi no pagamos nada y su cotización recoge todos los riesgos posibles de forma muy exhaustiva”, detalla De la Lastra.

Empresas

Noticias relacionadas