Beltrán de la Lastra (Bestinver): “Nos han robado diez años de crecimiento de beneficios en Europa”


Tres décadas creando valor para los inversores en sus fondos. Bestinver cumple su 30 aniversario celebrando su XVI Conferencia Anual de Inversores 2017, un encuentro en el que sus responsables hicieron repaso de la robustez de sus carteras y analizaron el ciclo de valor de sus inversiones.

En el último año, la gestión de Bestinver ha tenido cuatro grandes momentos. En el verano de 2016, momento post Brexit, la boutique aprovechó para entrar en el sector de consumo en Reino Unido. Dos meses más tarde, en septiembre, comenzó a tomar posiciones en el sector financiero, un sector que en 2016 llegó a pesar un 14% en sus carteras pero que, hoy día, sólo representa la mitad, algo más del 6%. Según Beltrán de la Lastra, presidente y director general de Inversiones de Bestinver, “los principales riesgos de invertir en bancos son el riesgo regulatorio, que normalmente se traduce en mayores requerimientos de capital, el entorno actual de bajos tipos de interés y el riesgo de disrupción tecnológica”. Estos riesgos, sumados al cierre de la brecha entre valor y precio de algunos de los bancos invertidos por la boutique, han provocado la menor relevancia de la banca en 2017 dentro de sus productos.

Con la victoria en Estados Unidos de Donald Trump y el referéndum en Italia, en diciembre del pasado curso fue el sector farmacéutico quien entró por la puerta grande de sus fondos, unos productos que, desde marzo de este mismo año, a raíz de las elecciones en Holanda y con la vista puesta en las elecciones de Francia, han visto rotar sus carteras.

En estos momentos, los fondos de Bestinver mantienen un nivel medio de liquidez del 11,6%. Sectorialmente, dentro de ellos sobresalen posiciones en compañías como BNP Paribas (2,7%) e Intesa Sanpaolo (2,3%) en el sector financiero, Dassault Aviation (4,2%) en el sector industrial, CIR (3,8%) e Imperial Brands (3,1%) en el sector de consumo o Pearson (3,1%) e Informa (2,9%) en el sector de comunicación y tecnología.

El ciclo del valor

En Bestinver, el eje de coordenadas valor-precio es una herramienta básica de inversión. De hecho, es la piedra filosofal de su metodología value investing. En el cuadrante superior derecho y en la diagonal que lo atraviesa es donde residen sus posiciones de mayor éxito, empresas como Pearson, GPA, Viscofan o Volvo. “Estaríamos encantados de tenerlas mucho tiempo en cartera, porque a medida que aumenta su valor, aumenta su precio”, afirma De la Lastra. En el cuadrante opuesto se sitúa el mayor error de la boutique de entre los (pocos) cometidos recientemente, Brammer, asumido por su máximo responsable. “Sus puntos negativos son una mala integración de las adquisiciones y una falta de reacción por parte del equipo directivo”, considera.

De la Lastra se muestra satisfecho con la evolución de sus carteras y su buena selección de compañías en comparación con la evolución del mercado europeo de renta variable, su universo predilecto. Respecto a este último, “nos han robado diez años de crecimiento de beneficios en Europa. De forma agregada, las empresas europeas están hoy con beneficios similares a hace una década”.

Una de las preguntas más repetidas por los clientes de la firma a sus gestores es su visión sobre empresas tecnológicas de origen estadounidense como Facebook o Google, canalizadoras de la innovación mundial. “En torno a un 4% de las carteras son valores relacionados con Internet. Creemos en ese canal y tenemos posiciones en compañías ganadoras como Just Eat, donde la fidelidad de la clientela es alta cuando prueban su plataforma. Pero empresas tan grandes como Facebook o Google suelen llamar la atención y llegar a sufrir los efectos de la regulación, algo que nos retrae”, justifica.

La creciente importancia de Latam

Más allá de la obligada rendición de cuentas de gestión a sus inversores, las cabezas visibles de Bestinver también aprovecharon el foro para recordar algunas de las últimas novedades de la gestora. Una de las más notables tiene que ver con su equipo de analistas sénior. A él se incorporó hace poco Ignacio Arnau como especialista en Latam, una región en la que la boutique tiene posiciones incipientes aún, pero que podrían ir a más al situarse dentro de su “círculo de competencia”.

Con más de 5.800 millones de euros gestionados en total, Bestinver también quiso revalidar su imagen de marca y la solvencia de su proyecto tras dos años y medio marcados por la transición del antiguo equipo de gestión y análisis al nuevo y por las constantes comparaciones con las nuevas boutiques españolas nacidas al calor del value investing y fundadas por sus ex responsables. “Bestinver cuenta con dos pilares fundamentales: un equipo de análisis tan bueno como el mejor equipo de análisis que haya en Europa y el apoyo de Acciona, un punto inestimable frente a cualquier proyecto independiente que surja hoy día en el mercado”, según su presidente y director general de Inversiones.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído