Beltrán de la Lastra (Bestinver): “Me da pánico que un inversor acabe en bolsa solo porque le cobren por su depósito”


Las acciones que han realizado los bancos centrales no han cambiado lo suficiente en los últimos meses como para explicar la continua caída de las rentabilidades de los bonos en lo que llevamos de año, consideran desde Bestinver. Tanto es así que Beltrán de la Lastra, presidente y director de inversiones de la gestora, ha afirmado que “no le prestaría dinero al Gobierno español gratis”, en referencia a los mínimos de rentabilidad que marcó hace unos meses.

Con respecto al posible trasvase de inversores que pueda haber desde los depósitos, con la expectativa de que se pueda cobrar por ellos, a la bolsa, De la Lastra ha admitido que le da “pánico que un inversor que no sea natural de la renta variable acabe en bolsa solo porque le cobren por su depósito”. En su opinión, esto genera unas dinámicas de mercado negativos además de pérdidas para ese inversor, que no se volverá a acercar a este mercado.

 A día de hoy, “la realidad es que la rentabilidad de la renta fija tiene un impacto muy significativo en la renta variable”, ha comentado. En primer lugar, genera un aumento de la volatilidad a todos los niveles, que desde 2018 ha vuelto para quedarse. Y, en segundo lugar, el impacto se produce en la forma en la que el mercado escoge las compañías en las que deposita su confianza. “En un entorno de máximos históricos en los precios de los bonos no es sorprendente que las compañías que más se parecen a un bono, como Nestlé, acumulen una rentabilidad del 40% en el año”, ha explicado De la Lastra. Por otra parte, también hay un grupo de compañías malas desde el punto de vista de calidad pero que están baratísimas. “Ninguna de las dos opciones nos resulta atractiva”, ha asegurado.

Además, De la Lastra ha recordado el grupo de compañías conocidas como Nifty fifty, como IBM o Coca-Cola, por las que se llegó a pagar precios desorbitados en los años 70 pero que tras la llegada del crash de mercado del 74 empezaron a caer en picado y el 90% obtuvo rendimientos negativos en los nueve años siguientes.

Cambios en la cartera

En Bestinver se centran en compañías sólidas que hoy en día están a precios razonables. En la cartera ibérica han incorporado a la cartera a Corticeira Amorim, Ence y Prisa. También han aumentado exposición a Banco Sabadell, que ven “bien posicionado y a un precio ridículo”, ha calificado De la Lastra.

En realidad, no les gustan los bancos pero el sector financiero pesa ya un 20% en la cartera ibérica, solo por detrás del industrial (42%). Y es que, en su opinión, “los bancos decentes se han puesto a precios muy atractivos en consecuencia de la expectativa de bajada de los tipos de interés por la caída de inflación”. Eso sí, tendrán una posición “significativa pero nunca dominante en el fondo”, ha matizado.

Mientras, han reducido en Corporación Financiera Alba, ACS y han salido de Telepizza tras la OPA realizada por KKR. “Hemos generado una rentabilidad potente pero nos hubiera gustado no venderla. Lo hicimos por la liquidez, no puedes poner el capital a riesgo de pérdida permanente”, ha justificado el gestor.

Por su parte, en la cartera internacional han incrementado posición en Convatec, Zoopluz y Delivery Hero; mientras han reducido en Next, Valmet y Lenta.

Otros riesgos

Además de la inflación, el otro gran riesgo que observan en el mercado es el de iliquidez, en referencia a los problemas que han generado algunos gestores recientemente. “Me encantaría que todos los gestores se tomaran en serio la liquidez, haría mejor la industria”, ha criticado. En opinión del gestor, esto evidencia la desalineación de intereses entre gestor e inversor.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído