Bellevue: "Nos gusta el contexto de inflación baja. Pero las compañías emprendedoras necesitan poder fijar los precios"


El fondo de Bellevue BB Entrepreneur Europe es uno de los pocos fondos presentes en el mercado europeo que invierte en emprendedores. Con esta estrategia, ha acumulado un rendimiento del 120% desde que fuera creado en 2009. Birgitte Olsen, gestora principal del fondo, constata que en 2014 también se está generando alfa y es debido a que en 2013 se realizó una renovación en condiciones de la cartera. "El año pasado, la cartera quedó rezagada un 8% debido a que las compañías de calidad no estuvieron de moda. Los inversores querían bancos y telecomunicaciones, sectores que están poco representados en el BB Entrepreneur Europe", admite Olsen.

Dos de los valores fuertes de la cartera han sido Sonae, gigante portugués de la distribución, y Gerry Weber, distribuidora alemana de ropa. Olsen destaca de la compañía lusa – que sube cerca de un 25% en el año-  los sólidos márgenes de su negocio alimentario, gracias a la fidelidad de los clientes a su marca de hipermercados Continente. Además, constata que el negocio no alimentario también está dando un giro, porque los segmentos eléctrico y de otros bienes de consumo siguen siendo deficitarios, pero las pérdidas están disminuyendo rápidamente.

"Esperamos que Sonae crezca un 15%, el doble que sus pares europeos. Las divisiones de consumo e inmobiliaria van muy bien. Si los rendimientos inmobiliarios y de centros comerciales siguen mejorando este año en Portugal y España, la empresa tendrá otro recorrido alcista", predice la gestora.

El caso de Gerry Weber ha sido distinto: en 2013 publicó dos profit warning debido al impacto negativo del frío sobre las ventas en su mercado doméstico y esto afectó a su cotización. El valor ya estaba en la cartera del fondo y Olsen aprovechó las caídas para incrementar su participación. "Gerry Weber sirve al mercado de más de 50 años. Sus clientas tienen cuatro veces más  poder adquisitivo que el cliente típico de H&M. Y son increíblemente fieles”, asegura la gestora. Olsen considera que la compañía se ha puesto al día después del tropiezo del año pasado: “Los resultados del cuarto trimestre demostraron los excelentes avances realizados por la dirección de la empresa. El valor ha subido un 22% desde su mínimo de diciembre".

Más allá de estos dos ejemplos, la gestora considera que, en conjunto, "los nuevos valores seleccionados el año pasado empiezan a mostrar su verdadera identidad. En líneas generales, los resultados empresariales del tercer trimestre fueron buenos, y ahora esperamos que las cifras al cierre del año confirmen nuestras tesis de inversión y nuestras convicciones".

Otras de las decisiones que han tomado Olsen y sus compañeros Michel Keusch y el Dr. Miroslav Zuzak han sido cerrar cuatro posiciones de largo plazo que tenían sobre la gestora de activos Ashmore, en la firma de private equity, activos inmobiliarios e infraestructura Partners Group,  en la farmacéutica Fresenius Medical Care y sobre Sulzer, una empresa de bombas y equipos industriales. Asimismo, se recortó exposición a SAP y Electrolux.

La cartera actual del fondo, compuesta por 38 valores, presenta un sesgo cíclico ya que sobrepondera valores industriales y de consumo. Sin embargo estos cambios no son definitivos, ya que Birgitte Olsen afirma que “la renovación está en curso”. “Tenemos una cartera de nuevas ideas y muchas compañías que examinar. La gestión es constructiva pero conservadora, y las empresas no nos prometen la luna. Hablan de autoayuda y de las medidas que han tomado desde la crisis, y no presentan declaraciones y expectativas audaces", apunta Olsen. Ésta añade que la mejora de los datos económicos reforzará las convicciones del equipo del fondo a medida que avance el año.

Pistas de la recuperación a través de las empresas emprendedoras

El equipo de gestión del BB Entrepreneur Europe interpreta los resultados empresariales de las compañías en que invierten como un reflejo de la recuperación económica y el potencial de crecimiento en Europa, aunque con matices ya que Olsen considera que algunas empresas están siendo demasiado cautas. "Nos gusta el contexto de inflación baja. Pero las compañías necesitan poder fijar los precios. Tienen que ser capaces de trasladar el aumento de los costes a los clientes, pues en caso contrario sus beneficios y márgenes disminuyen” explica la experta. Por ello, asevera que actualmente “el panorama no es totalmente consistente en todos los mercados y sectores".

La experta de Bellevue también analiza brevemente el impacto de la desaceleración de los países emergentes sobre los emprendedores europeos, cuyas cuentas están sufriendo debido a la depreciación de las divisas de algunos países en vías de desarrollo. En particular, Olsen explica que "la volatilidad de las divisas de los mercados emergentes tiene un efecto de conversión. Las ventas pueden estar aumentando, pero las cifras pueden disminuir al convertirse a euros". De continuar la volatilidad de las divisas sus resultados empresariales podrían verse afectados. Con todo, el consejo de la gestora es mantener una firme convicción, pues está convencida de que las participaciones de la cartera con exposición a naciones emergentes siguen siendo sólidas en el largo plazo. Adicionalmente, gracias a sus reuniones periódicas con equipos directivos, los responsables del fondo observan que algunas de estas empresas se están planteando relocalizar la producción y sus esfuerzos de ventas en Estados Unidos y Europa.

"Vemos muchas oportunidades. Nuestros emprendedores aprendieron lecciones valiosas durante la crisis financiera y la posterior recesión. Las han aplicado bien y sus negocios son ahora más resistentes, ya sea en Europa o en el extranjero. El hecho de que la mayoría tiene poca o ninguna deuda bancaria es una ventaja añadida. Son autosuficientes y están más que dispuestos a beneficiarse de la recuperación", asegura Olsen.

Pone como ejemplo de empresa que incluso puede mejorar su cuenta de resultados en periodos de gran incertidumbre a Prosegur. Esta compañía tiene un gran negocio de "efectivo en tránsito" en Argentina (transporta billetes entre bancos, cajeros automáticos y comercios en sus furgonetas blindadas). En momentos en los que el peso argentino sufre una fuerte devaluación, como en enero, los resultados de Prosegur deberían sufrir, pero esto no sucede: cuando el peso cae, los argentinos saben que deben guardar su dinero y no inmovilizarlo en los bancos, y esto significa un rápido incremento de los volúmenes de efectivo aumentan, lo que equivale a su vez a más trabajo para Prosegur. Sus volúmenes suben y, en consecuencia, los precios de sus servicios.

"Consideramos que la debilidad reciente es más una corrección después de un año muy positivo que el inicio de algo más dramático. En los últimos tres años, los mercados emergentes han quedado rezagados debido a su menor productividad relativa. La depreciación de las divisas de las regiones más débiles será favorable", concluye Olsen.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído