BBVA vende a Afore XXI Banorte su gestora de pensiones en México por 1.600 millones de dólares


El grupo BBVA lleva meses escuchando ofertas por su negocio de gestión de pensiones en México, Chile, Colombia y Perú. La primera operación ya se ha materializado. Finalmente no se venderá en un único bloque sino por partes, pues ya se ha llegado a un acuerdo para la venta del 97,3% qie tenía en Administradora de Fondos para el Retiro (Afore) Bancomer a Afore XXI Banorte por un precio de 1.600 millones de dólares, una cifra que puede elevarse hasta los 1.730 millones con los ajustes de fondos de libre disposición de la compañía.

La operación se materializará en el primer trimestre del próximo año (una vez obtenidas las autorizaciones regulatorias pertinentes en México) y permitirá a BBVA obtener unas pluvaslías netas de 800 millones de euros, que previsiblemente usará para elevar su solvencia, que con esta operación aumentará en algo más de 900 millones.

El grupo había previsto que la venta de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) de los cuatro países le permitiría ingresar entre 3.000 y 4.000 millones de euros, que en todo caso siempre dejó claro que no irían destinados a realizar saneamientos en España porque eso ya lo hará este año con sus propios resultados ordinarios. La cuantía obtenida por el negocio de México (que se paga un ratio de 14,5 veces sobre beneficio esperado) le permite ser optimista respecto a sus previsiones iniciales dado que México no es la más grande de sus filiales en este negocio.

Afore Bancomer gestiona 13.132 millones de euros, con 4,4 millones de clientes, mientras que AFP Provida Chile es el que tiene un mayor volumen de activos bajo gestión, con 30.163 millones y un beneficio de 115 millones, una cuantía que sólo alcanzan las otras tres AFP juntas. AFP Horizonte Colombia administra 6.753 millones (según los últimos datos facilitados por BBVA) y los de AFP Horizonte Perú se sitúan en 5.438 millones. Conjuntamente, aportan un beneficio al grupo 233 millones al grupo. 

Esta operación, que ha contado con el asesoramiento exclusivo de Goldman Sachs, se enmarca en la operación de revisión estratégica que el grupo está haciendo de todos sus activos en Latinoamérica. El grupo ha decidido venderla pues no considera a las gestoras de pensiones negocio core y considera que no generan sinergias con el negocio bancario. Fuentes de la entidad insisten, en todo caso, en que esto no supone que haya rebajado su interés por la región, ya que el negocio bancario y de seguros sigue siendo prioritario. 

Noticias relacionadas

Lo más leído