BBVA Solidez VI, nuevo fondo garantizado de renta fija


BBVA ha añadido un nuevo garantizado a su gama de fondos. BBVA Solidez VI, registrado el viernes en la CNMV, tiene una TAE del 2% con un vencimiento en 2013. Invertirá en renta fija pública y privada de alta calificación denominada en euros.

BBVA ha añadido un nuevo garantizado a su gama de fondos. BBVA Solidez VI, registrado el viernes en la CNMV, garantiza en la fecha de vencimiento, el 27 de noviembre de 2013, el 107,308% del valor liquidativo inicial a 7 de mayo, lo que supone una TAE del 2% para participaciones suscritas ese día. Durante el período de garantía el patrimonio estará invertido en una cartera de renta fija.

Una cartera de renta fija pública y privada de alta calificación crediticia de emisores OCDE denominados en euros y con un vencimiento igual o similar al horizonte temporal del fondo. En concreto, un 63% de activos de renta fija pública con rating mínimo AA-, un 33,5% de activos de renta fija privada con rating mínimo AAA y un 3,5% de liquidez. La inversión en renta fija privada incluye cédulas hipotecarias pero no titulizaciones.

Hasta el 7 de mayo de este año y desde el 28 de noviembre de 2013, el fondo invertirá en repos sobre deuda pública, activos del mercado monetario de emisores OCDE denominados en euros, y hasta un máximo del 20% en depósitos a la vista o que puedan hacerse líquidos. En todas estas inversiones, hasta un 25% de la emisiones tendrán calificación crediticia media (rating BBB-/BBB+, por S&P o equivalente) y el resto calificación crediticia elevada (rating mínimo A-), según indica el folleto.



La idea es mantener un perfil de riesgo bajo, si bien el folleto contempla que, “en circunstancias extraordinarias de mercado estos porcentajes pueden variar”. Así, con el fin de alcanzar el objetivo garantizado, se podrá invertir adicionalmente a lo previsto hasta un 30% más durante los primeros años en renta fija pública y privada (con o sin garantía), incluyendo depósitos (hasta un 20% del patrimonio), y en el último año hasta un 60% más, en el caso de la renta fija privada, y un 34% en el caso de la renta fija pública. En el folleto, BBVA recoge también la posibilidad de utilizar derivados, con finalidad tanto de cobertura como de inversión, así como la inversión de hasta un “máximo conjunto del 10% del patrimonio en activos que podrían introducir un mayor riesgo que el resto de las inversiones”.



La inversión mínima inicial es de 30.000 euros, excepto para el colectivo de empleados, jubilados y prejubilados del Grupo BBVA. La comisión de gestión asciende al 0,1% del patrimonio hasta el 7 de mayo de este año y al 0,8% a partir de esa fecha y la de depósito, al 0,05%. La de suscripción es del 5% y la de reembolso, del 1%.




 

Empresas