BBVA Invest, la nueva solución de asesoramiento multicanal de BBVA


La llegada de MiFID II y el desarrollo tecnológico van de la mano para que los bancos nacionales impulsen nuevos modelos de distribución. El último en proponer una nueva solución de asesoramiento, en este caso multicanal, es BBVA.

Llega BBVA Invest, una solución de asesoramiento y contratación de fondos disponible en el móvil y web desde hoy y en toda la red de oficinas de la entidad financiera a partir de mayo. Se trata de una herramienta que hace un perfilado del inversor a través de un sencillo cuestionario (con preguntas sobre sus objetivos de inversión, preferencia de riesgo, situación financiera y conocimiento y experiencia) y recomienda el fondo más adecuado para cada cliente.

Inicialmente, esta solución estará basada exclusivamente en producto propio, aunque la firma destaca que trimestralmente se irán incluyendo mejoras que permitirán ampliar las recomendaciones a otros productos a lo largo del año (planes de pensiones, fondos de terceros, ETF, carteras…). “No es que lo lancemos y se quede aquí”, subraya Manuel Moure, director de Productos Digitales de BBVA España, quien añade que están empezando por fondos, pero se trata de una herramienta de asesoramiento sobre ahorro e inversión.

En este sentido, las oficinas físicas que ya tienen disponible esta herramienta asesoran sobre los 20 productos más demandados de la gestora (92% de las contrataciones) y los canales digitales centran principalmente sus recomendaciones en los perfilados, aunque se irá ampliando de aquí a verano el número de propuestas para igualarse con la red. Asimismo, para aquellos clientes que indiquen que no quieren asumir riesgos, se les redirigirá hacia productos de ahorro como depósitos.

La inversión mínima para acceder a este servicio, que no tiene un coste adicional a las comisiones de los fondos, son los 600 euros que exigen los folletos de este tipo de fondos. BBVA atesora en estos momentos más de 19.200 millones en fondos de fondos, un 86,3% más que hace un año. Una cifra que podría aumentar considerablemente por el potencial que supone que BBVA cuente con 4,3 millones de clientes digitales y 3,4 millones de clientes móviles.

La idea de desarrollar este nuevo modelo de distribución se basa, según explica Moure, en que los clientes del banco reciban un servicio de asesoramiento homogéneo, independientemente del canal que utilicen. En este sentido, no lo asimilan a un roboadvisor porque no es una experiencia pura digital, sino que se combina lo humano y lo digital. Como referencia citan a Personal Capital, una herramienta de asesoramiento donde el banco tiene participación.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído