BBVA estrena un fondo de acciones con reparto de dividendos


En marzo las captaciones se dirigieron fundamentalmente a la oferta de fondos más conservadora, pero ello no ha sido impedimento para que la gestora de BBVA se atreva con un nuevo producto de renta variable. Así, la entidad acaba de lanzar BBVA Bolsa Plan Dividendo, un fondo con un 75% de exposición a bolsa, en acciones españolas que formen parte del IBEX 35 y tengan una política de reparto de dividendos, si bien el fondo podrá invertir también en otras entidades cotizadas en el mercado español, o en activos de renta variable emitidos por compañías OCDE o cotizadas en mercados OCDE. En total, al menos el 60% de la exposición a la renta variable debe ser emitida por entidades de la zona euro.

El resto de la cartera estará en valores de renta fija pública y privada y activos monetarios, principalmente de mercados europeos, aunque también se podrá invertir en otros países miembros de la OCDE. Los activos de renta fija serán de alta calificación crediticia (rating mínimo A- por S&P o entidad equivalente) y con una duración media de la cartera no superior a dos años. La exposición al riesgo divisa será como máximo del 30% de la cartera y el plazo indicativo de la inversión es de tres a cinco años.

El folleto del fondo también contempla la posibilidad de invertir hasta un 20% en depósitos a la vista o con vencimiento inferior a un año en entidades de crédito de la UE o que cumplan la normativa específica de solvencia. Asimismo, podrá invertir hasta un 10% en acciones y participaciones de otras IIC financieras.

El fondo tiene previsto realizar semestralmente reembolsos de participaciones, por un porcentaje variable sometido a la retención legalmente vigente en cada momento. Se reembolsará, como máximo, el 95% de los rendimientos, netos de retenciones, acumulados por dividendos percibidos por la cartera de renta variable del fondo. Si en algún semestre el fondo no percibiera dividendos, no se realizaría reembolso de participaciones. Dichos reembolsos se realizarán a los partícipes que lo sean a la fecha 31 de enero y 31 de julio de cada año y se harán efectivos en la cuenta corriente del partícipe el tercer día hábil posterior a las fechas antes señaladas con el valor liquidativo del segundo día hábil.

La inversión mínima inicial es de 600 euros excepto para el colectivo de empleados, jubilados y prejubilados del Grupo BBVA. En cuanto a las comisiones, la de gestión asciende al 1,55%, la de depósito al 0,2% del patrimonio, mientras la de reembolso es del 1,5% para participaciones con antigüedad igual o inferior a tres meses.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído