BBVA desarrolla junto a BME los nuevos índices Ibex 35 Volatilidad Objetivo


El próximo martes 24 septiembre, comenzarán a calcularse y difundirse en tiempo real los ocho nuevos índices bursátiles Ibex 35 Volatilidad Objetivo, desarrollados por BBVA Corporate & Investment Banking junto a Bolsas y Mercados Españoles (BME). En concreto, la nueva familia está compuesta por ocho índices e incluye cuatro objetivos de volatilidad (10%, 12%, 15% y 18%) y dos tipos de índice para cada nivel de volatilidad objetivo, estándar y financiado.

La serie estándar basa su estrategia en una combinación dinámica de inversión en renta fija y renta variable, mientras que la serie financiada invierte únicamente en renta variable. Estos ocho nuevos índices están diseñados para limitar el nivel de riesgo del Ibex 35 a unos niveles predeterminados, mediante un mecanismo automático de ajuste de la volatilidad que tiene como objetivo optimizar la exposición al principal índice selectivo español, adaptándose a la volatilidad objetivo deseada por el inversor. Según la propia entidad, “permitirán una gran estabilidad en el precio de las opciones y optimizarán el coste de la prima, ya que el cliente sólo pagaría el nivel de volatilidad elegido”.

A juicio de Juan Ramón Domínguez y Emilio Sainz de Baranda, responsables de Venta de Derivados de Renta Variable en España y a nivel Global de BBVA Corporate & Investment Banking, respectivamente, “aunque este tipo de índices son algo nuevo en España, en Europa y Estados Unidos están bastante estandarizados”. Además de ser útiles para el inversor, señalan, también lo son, y mucho, para los gestores, ya que “les pueden aportar ventajas en la gestión de su inversión en Ibex 35”. Al fin y al cabo, los Ibex 35 Volatilidad Objetivo actúan como si de un limitador se tratase, dado que establecen un nivel de riesgo a partir del cual se está invertido en el Ibex 35 en mayor o menor medida.

En cuanto al negocio español de fondos se refiere, los nuevos índices de BME resultan de “especial interés” para los garantizados de rendimiento variable, contextualizan Domínguez y Sainz de Baranda, ya que buscan, colateralmente, sustituir en la medida de lo posible la oferta de fondos de esta categoría ligados al Eurostoxx por fondos ligados al Ibex.

No obstante, advierten desde BBVA Corporate & Investment Banking, aunque los objetivos de volatilidad vayan desde la mínima del 10% hasta la máxima del 18%, “no significa que un índice gane a otro”. Simplemente, “el índice se adapta al perfil de riesgo del inversor”, puntualiza la entidad, que no descarta ampliar la gama con otro tipo de producto próximamente.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído