Tags: Latam |

BBVA: América Latina está en buena posición para afrontar las incertidumbres externas


Juan Ruiz, economista jefe para América del Sur, señaló en la presentación del informe que la economía de la región se verá afectada tanto por factores internos propios de los diferentes países, como externos, relacionados con la incertidumbre alrededor de la solución de la crisis en Europa pero que la región está preparada para soportar un empeoramiento de la crisis en Europa dada su buena situación financiera, el aumento de reservas, la mejora en saldos fiscales y la sólidez de su banca. Sin embargo, la institución considera que el margen para la implementación de políticas contracíclicas es menor que el que había en 2008, por lo que considera importante que las autoridades económicas mantengan políticas prudentes.

De acuerdo con BBVA Research, las tensiones financieras en Europa y la mayor desaceleración en economías emergentes como China, India y Brasil, están impactando en el crecimiento global que llegará este año a 3,4% situando las expectativas de crecimiento de la región latinoamericana en un 3,2% para 2012 y 3,6% para 2013. “No obstante, el crecimiento en la región [latinoamericana] sigue apoyándose en la robustez de la demanda interna, como lo ratifican los indicadores de confianza empresarial y de los consumidores, que aunque se han reducido en los últimos meses, se mantienen en terreno positivo.”

El estudio señala que el menor crecimiento en la región registrado en la primera parte del año responde más a factores internos que afectaron principalmente a Brasil por la fatiga de los mercados de crédito y la pérdida de competitividad de su industria. Por el contrario, en México, Chile y Panamá, la actividad económica sorprendió al alza en la primera parte del año, lo que lleva a un aumento de las previsiones de crecimiento para los tres últimos países, mientras en México, esa sorpresa positiva compensa el ajuste a la baja de las previsiones de crecimiento en Estados Unidos, su principal mercado de exportación.

Ruiz precisó que, para el conjunto de la región, se espera una suave aceleración de la actividad en los próximos trimestres, influida por las perspectivas de recuperación en Brasil -tras las medidas de estímulo implementadas a lo largo de los últimos trimestres- y también a medida que las autoridades europeas vayan reduciendo las incertidumbres existentes acerca del futuro de la unión monetaria.

En lo que respecta a la inflación, se espera se mantenga dentro de los rangos establecidos como objetivo por los bancos centrales pero se mantienen los riesgos al alza por el aumento de los precios de los alimentos ocasionado por la sequía en Estados Unidos.

Sobre la política monetaria se espera que, dado el menor dinamismo de la demanda interna, la reducción de la inflación y la incertidumbre externa, los bancos centrales con objetivos de inflación giren hacia mayores recortes de tipos de interés, como en el caso de Brasil, Colombia y Uruguay, o hacia el mantenimiento de los tipos de interés en los niveles actuales por un tiempo muy prolongado, retrasando las primeras subidas en el caso de Chile y Perú hasta inicios de 2014. En México, las previsiones sobre los tipos de interés oficiales se mantienen estables y apuntan a una primera subida a mediados de 2013.

A medida que se vayan reduciendo las tensiones en Europa y con ello, la aversión global al riesgo, se espera una apreciación de la mayoría de las monedas de la región.