BBVA AM y Kutxabank Gestión lanzan nuevos fondos no garantizados con objetivo de rentabilidad


Dos nuevos fondos de gestión pasiva con objetivo de rentabilidad y no garantizados llegan esta semana al mercado español: el BBVA Bonos Patrimonio Rentas II, de BBVA Asset Management, y el Kutxabank RF Enero 2018, de Kutxabank Gestión.

El objetivo de rentabilidad estimado no garantizado del BBVA Bonos Patrimonio Rentas II consiste en que los partícipes a finales de enero de 2019 reciban cinco reembolsos anuales en forma de renta por valor de 201,7 euros brutos a cuenta de saldo existente, por cada 10.000 euros o importe proporcional invertidos en enero de 2014, así como el 100% de inversión inicial, lo que equivale a una TAE no garantizada del 2%.

Durante la estrategia, invertirá en deuda emitida y avalada por España (inicialmente, casi un 96,5%) y liquidez, y “de ser necesario”, advierte el folleto del fondo en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en deuda emitida y avalada por la Unión Europea (UE) y comunidades autónomas y renta fija privada en euros de emisores de la OCDE, donde se incluyen cédulas hipotecarias, titulizaciones y hasta un 20% en depósitos. El folleto también apunta que, “de haber bajadas sobrevenidas de rating -el mínimo de calidad media es BBB- o el rating de España-, los activos podrán mantenerse en cartera”.

Sus comisiones por gestión, depositaría y suscripción son del 0,75%, del 0,05% y del 5%, respectivamente, mientras que su inversión mínima inicial es de 20.000 euros, aunque existen excepciones.

Por su parte, el objetivo de rentabilidad estimado no garantizado del Kutxabank RF Enero 2018 es que el valor liquidativo a finales de enero de 2018 sea el 108,25% del valor liquidativo a finales de enero de 2014, lo que supone una TAE no garantizada del 2%. Según el folleto del producto en la CNMV, “si la cartera adquirida no permitiese alcanzar la TAE citada”, se dará derecho de separación a los partícipes en un plazo máximo de diez días desde el 30 de enero de 2014.

Para lograrlo, invertirá en renta fija pública y privada, donde se incluyen depósitos e instrumentos del mercado monetario, pero no titulizaciones. Las emisiones son en euros, de emisores de la OCDE -principalmente españoles- y con un rating mínimo igual al de España. No obstante, “hasta un 25% podrá tener rating hasta tres escalones inferior al de España”. Además, “de haber bajadas sobrevenidas de rating, los activos podrán mantenerse en cartera”, puntualiza el folleto del fondo.

Sus comisiones por gestión, depositaría, suscripción y reembolso son del 0,33%, del 0,1%, del 5% y del 2%, respectivamente, mientras que su inversión mínima inicial es de 100 euros. 

Empresas

Noticias relacionadas