Tags: Negocio | ISR |

BBVA AM lanza la primera convocatoria para impulsar proyectos solidarios a través de su fondo BBVA Futuro Sostenible ISR


TRIBUNA de Ricardo Malagón Ganado, responsable de Fondos de Inversión, Producto Europa en BBVA Asset Management. Comentario patrocinado por BBVA AM.

Dentro de las soluciones de inversión socialmente responsable que ofrece BBVA Asset Management, se encuentra el fondo BBVA Futuro Sostenible ISR. Se trata de un fondo de asset allocation de perfil de riesgo conservador, que aprovecha toda la potencia del proceso de asignación de activos de BBVA AM y que invierte tanto en renta variable –un máximo del 30%-, como en deuda pública y privada, aplicando criterios de ISR en todas las tipologías de activos.

El fondo BBVA Futuro Sostenible sigue una filosofía de gestión activa, diversificación y exhaustivo control de riesgo, además de aplicar criterios de sostenibilidad medioambiental, social y de gobierno corporativo para seleccionar los mejores activos de renta fija y renta variable.

En línea con lo que explica Alberto Estévez, responsable de la unidad de mixtos e inversión socialmente responsable en BBVA Asset Management y gestor con más de 10 años de experiencia gestionando productos de ISR, “buscamos invertir en empresas y gobiernos de calidad, concienciados con prácticas sostenibles”. Al incorporar criterios ISR, tomamos mejores decisiones de inversión ya que son más completas. El fondo busca invertir en compañías baratas con momentum positivo, que han mejorado en criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) en el último año; además de excluir de su universo de inversión compañías controvertidas que no cumplen con el Pacto Mundial de Naciones Unidas (UN Global Compact).

Los pilares de la inversión socialmente responsable

BBVA Futuro Sostenible es un fondo pionero a nivel español ya que tiene una aproximación completa a la ISR en todos sus pilares:

  1. Integración en todas las clases de activo de criterios ISR con inversión en las mejores compañías y gobiernos en base a criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo.
  2. Inversión de impacto basada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS)
  3. Menor huella de carbono que su índice de referencia
  4. Exclusión de compañías que no cumplen con el Pacto Mundial de Naciones Unidas, sectores controvertidos y peores compañías y gobiernos que no cumplen con nuestros criterios de mínimos estándares en gobierno corporativo, ambiental y social
  5. Es un fondo solidario ya que dona una cuarta parte de la comisión de gestión a proyectos solidarios

Como se mencionaba anteriormente, BBVA Futuro Sostenible ISR es además un fondo solidario, con una historia de donaciones realizadas de más de un millón de euros en su etapa como BBVA Solidaridad, FI (el fondo modificó su política de inversión y denominación en 2018).

A partir de 2019, este fondo donará un 25% de su comisión de gestión (es decir un 0,30% anual sobre el patrimonio) a proyectos solidarios llevados a cabo por ONGs en diversos ámbitos como inclusión social, medio ambiente, y dependencia, mayores y salud. Ya está abierta la convocatoria correspondiente a este año (ver bases del concurso), pudiendo las ONGs presentar sus proyectos durante los meses de febrero y marzo, y asignando las donaciones al proyecto ganador durante el mes de mayo. En BBVA AM hemos buscado un sistema de asignación de donaciones anual que sistematice y profesionalice las donaciones hacia proyectos en ámbitos específicos, y que a su vez permita el seguimiento de dichos proyectos de tal manera que podamos trasladar a nuestros clientes y partícipes el impacto social real que tienen las donaciones derivadas de sus inversiones en este fondo.

BBVA Futuro Sostenible completa la gama de fondos de ISR de BBVA Asset Management, que ya cuenta con el BBVA Bolsa Desarrollo Sostenible, un fondo de renta variable global que además posee también el carácter solidario a través de donaciones anuales.

 

BBVA AM está comprometida y ha sido pionera en la aplicación de criterios ASG en las inversiones y cuenta con 20 años de experiencia en este campo. Todo ello se enmarca en el Compromiso 2025, la estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible del Grupo BBVA, cuyo objetivo es contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas basado en tres líneas de actuación: financiación sostenible buscando frenar el cambio climático y conseguir los ODS de NU, alcanzar el objetivo de 70% energía renovable contratada y el 68% de reducción de emisiones de CO2 respecto a 2015, así como la colaboración activa con todos los grupos de interés para impulsar de forma colectiva la contribución del sector financiero al desarrollo sostenible.

 

 

Profesionales
Empresas

Lo más leído