BBVA AM elimina los fondos monetarios de su oferta en plena avalancha de dinero a estos productos


La gestora ha decidido eliminar este tipo de fondos de su oferta de producto. Tal y como ha comunicado mediante hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), BBVA AM ha modificado la vocación inversora y, por ende, la política de inversión de dos fondos: BBVA Bonos Cash y BBVA Dinero Fondtesoro Corto Plazo. Dos productos que dejan de ser monetarios y que a partir de ahora pasan a estar denominados, respectivamente, como BBVA Bonos Corto Plazo y BBVA Fondtesoro Corto Plazo, y a pertenecer a la categoría de renta fija euro.

Con este movimiento, tal y como confirman desde la propia gestora, BBVA AM ya no dispone de ningún fondo monetario en su catálogo. Un categoría que, sin embargo, está siendo foco de una avalancha de dinero de los inversores en lo que va de 2019.

Por definición, los fondos monetarios invierten en activos a muy corto plazo (inferior a los 18 meses) y sirven habitualmente a las gestoras como colchón de liquidez. El problema es que actualmente, las mínimas rentabilidades del mercado de renta fija dificultan que estos productos puedan ofrecer algo de rentabilidad al inversor.

Además, muchos de estos productos están contra las cuerdas tras la entrada en vigor el pasado mes de enero de un nuevo reglamento, aprobado en junio de 2017 por el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE, que establece que los fondos monetarios deben adaptarse a nuevos criterios de inversión y liquidez, de modo que sean una figura homogénea en el conjunto del mercado europeo.

Una norma que surge a raíz de la falta de liquidez de estos instrumentos durante la crisis (en momentos de reembolsos masivos) y que tiene como objetivo “preservar la integridad y estabilidad del mercado” así como garantizar que los fondos monetarios puedan satisfacer las solicitudes de reembolso, especialmente en situación de tensión en los mercados”.

Así las cosas, muchas gestoras han dejado de ver este tipo de fondos como una alternativa interesante en el contexto actual ante las dificultades para obtener rentabilidad con una política más restrictiva. Otro ejemplo ha sido Liberbank Gestión, que también optó a comienzo de año por transformar su monetario en un fondo de renta fija a corto plazo.

En busca de seguridad

La realidad, sin embargo, refleja otra cosa. Y es que según los datos de Inverco, la categoría de monetarios es la que más dinero está captando en lo que va de año: ya han registrado suscripciones netas por valor de 968 millones de euros. Le siguen los garantizados, con entradas por valor de 368 millones.

suscripciones_fondos_marzo_2019

Y es que el atractivo de este producto ha brillado en los últimos meses al calor de la inestabilidad de los mercados. El inversor ha decidido entrar aún con las bajas rentabilidades que ofrece en busca de seguridad. Por contextualizar, los fondos monetarios perdieron, de media, un 0,53% frente a desplomes del 4,81% de la media de fondos de inversión o incluso del 15% que se dejó la bolsa europea.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído