BBVA AM ajusta su catálogo de fondos con la mirada puesta en el retorno absoluto


BBVA Asset Management acaba de ajustar su catálogo de fondos para “ofrecer una alternativa muy interesante a aquellos inversores que buscan un extra de rentabilidad sobre la tasa libre de riesgo” con dos fondos que han sido rediseñados ajustándose a la filosofía de retorno absoluto y que implementan “estrategias capaces de generar esta rentabilidad en todo entorno y ciclo de mercado”, el BBVA Bonos Valor Relativo y el BBVA Bonos Duración Flexible, cuenta la propia gestora española en su blog corporativo ‘The Funds Corner’.

“En el entorno económico actual, en proceso de una recuperación económica mundial, con incertidumbres en los países periféricos europeos y unos tipos de interés en mínimos históricos, sí que existen oportunidades para aquellos inversores que buscan preservar su capital con un nivel de riesgo controlado”, justifica BBVA AM.

Mientras que el BBVA Bonos Valor Relativo tiene un objetivo de rentabilidad de Eonia más 50 puntos básicos y un riesgo en términos de volatilidad del 1%, el BBVA Bonos Duración Flexible cuenta con un objetivo de rentabilidad de Eonia más 150 puntos básicos y una volatilidad del 2%.

Con estas estrategias, el equipo gestor busca “capturar las ineficiencias estructurales y las oportunidades en los mercados globales de renta fija”, donde caben gobiernos, crédito, divisas y derivados. La generación de alfa tiene su base en la implementación de estas ideas. Eso sí, acotadas a un presupuesto de riesgo, advierte BBVA AM. Este presupuesto de riesgo por estrategia se define con un límite máximo, pudiendo llegar a ser la inversión del 0% dependiendo de las condiciones del mercado y la visión estratégica del equipo gestor.

Básicamente, la diferencia entre los fondos radica en el presupuesto de riesgo que se asigna a cada estrategia, donde destaca una concentración en riesgo mayor en estrategias de duración en el BBVA Bonos Duración Flexible y en estrategias de valor relativo en el BBVA Bonos Valor Relativo.

Una de sus principales características, destaca la gestora, es la posibilidad de proteger la cartera en momento de repuntes en subidas de tipos, ya que, “por filosofía”, ambos fondos tienen definidas horquillas de duración que permiten situarse en el terreno de las duraciones negativas, de tal forma que “serían capaces de reaccionar a mercado en entorno de subidas de tipos”. Igualmente, “estos fondos ofrecen la posibilidad de beneficiarse de las subidas y bajadas de los mercados de renta fija con un perfil de riesgo más bajo que las carteras ‘long only’ o las referenciadas a un índice”, contextualiza la gestora de BBVA.

En la actualidad, la filosofía de inversión de ambos fondos -gestionados por el equipo de Renta Fija de BBVA, liderado por Antonio Alhamar- recoge la visión de la casa, incluyendo posiciones relativamente cortas en duración ante un escenario de subidas de tipos, estrategias de aplanamiento en plazos ultralargos y sobreponderación de países frente a otros por valoración de fundamentales. Así, el cambio obedece, cuenta la gestora, a una redefinición en los rangos de duración de la cartera.

Hoy día, BBVA AM no tiene ningún otro fondo, además de estos dos, de retorno absoluto en el catálogo.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído