"Basta de intentar predecir el mercado"


"Hay que volver a lo básico, no intentar predecir el mercado y actuar donde puedes añadir valor", esas son las premisas bajo las que se rige el fondo BNP Paribas L1 Equity Best Selection Europe/Euro, según Jean Medecin, especialista de producto senior de BNP Paribas, que estuvo en Madrid actualizando a sus inversores sobre el fondo que se engloba dentro de la gama de fondos de acciones europeas de gran capitalización de BNP Paribas.

 

El equipo de gestión del fondo se apoya en varios pilares dentro del proceso de inversión de los que destaca la visión a largo plazo de la inversión y el análisis fundamental interno de las compañías seleccionadas como posibles inversiones por parte del equipo de gestión. “Nuestro equipo de analistas no recomienda compañías basándose en el corto plazo de los siguientes resultados esperados por el mercado, si no en el rigor de comprender la compañía fundamentalmente y ver hasta dónde puede llegar en el futuro”, comentó Medecin. La búsqueda de valor se ejemplifica en la escasa rotación de cartera de sólo un 30%, en la gran cantidad de apuestas contrarias por parte del equipo (un tercio de la cartera) y la permanencia de entre 3 y 4 años en ésta.

 

Pasado el proceso de análisis, la selección de valores se revisa en un comité de inversión donde se le añade el rigor de las diferentes perspectivas de los especialistas de cada sector o industria, enmarcando el valor de la compañía dentro de la industria a la que pertenece.

 

“La herramienta diferenciadora que utilizamos en el fondo es el índice Herfindahl-Hirschman (HHI) -utilizado por el Departamento de justicia de los Estados Unidos para medir la concentración de un sector cuando existe una fusión o adquisición- y así evaluar la calidad de la estructura de la industria en la que opera el valor en cuestión. Con el HHI sacamos un número que captura la dispersión de la cuota del mercado”, explica el especialista de producto.

 

El fondo aunque sólo tiene un 25% de riesgo activo emparejado al índice de referencia, se compara contra el MSCI Europe/EMU. El objetivo de rentabilidad es de 250-300 puntos básicos bruto de comisiones. El fondo suele tener unos 45 valores en cartera y el tracking error es de entre 3% y 6%. El fondo intenta estar 100% invertido. La rentabilidad del fondo en los últimos 12 meses ha sido de 2,86% y en los últimos 35 meses de 3,6%.

 

Visión macro

 

Aunque el fondo tiene una aproximación de selección de compañías (bottom-up), Medecin comentó su visión macro e incidió sobre todo en comparar los mercados desarrollados europeos -denostados últimamente por muchos analistas- con los mercados emergentes.

 

“En los mercados emergentes existe últimamente la visión de que al tener mucha población eso se transformará en más consumo y por tanto más crecimiento y más capitalización bursátil. Esto es un error ya que históricamente el tamaño de la población no se correlaciona con la actividad económica. Además por mucho que crezca Brasil por ejemplo lo crítico es la productividad que es tan importante como el crecimiento de la población en el desarrollo de la actividad económica”. Además, el especialista de producto de la casa francesa argumentó que las compañías europeas están bien posicionadas para aprovechar el desarrollo económico de los mercados emergentes, ya que existen muchas compañías que tienen una gran exposición a ellos. “De las 100 marcas globales más importantes del mundo, 37 son europeas”, finalizó por ilustrar Medecin.

 

 

 

Empresas

Noticias relacionadas