Barclays Wealth recomienda acciones y crédito de calidad


En la asignación táctica de activos del mes de mayo, Barclays Wealth recomienda las acciones y el crédito de alta calidad. Según apuntan desde la entidad en una nota, "el debate macroeconómico ha cambiado sustancialmente en las últimas semanas. El consenso de previsiones de crecimiento recupera la tendencia alcista y esto hace incrementar el considerable repunte de los beneficios empresariales que ya estaba teniendo lugar, poniendo de relieve la diferencia entre la solvencia de  las compañías y de los gobiernos. Seguimos apoyando las acciones y el crédito de alta rentabilidad".

“Estamos recomendando a nuestros clientes comprar acciones del Reino Unido –que es el más internacional de los mercados de valores de gran tamaño - y por tanto, parcialmente cubierto frente al riesgo interno. Somos más cautelosos en cuanto a los bonos del Tesoro británicos (gilts), pero no por el ciclo electoral, sino porque se ven caros, el ciclo económico se muestra en su contra y la relación entre la oferta y la demanda está especialmente desequilibrada como resultado de la finalización del programa de relajación cuantitativa del Banco de Inglaterra”, afirma Kevin Gardiner, jefe de Estrategia de Inversión en Europa, Oriente Medio y África de Barclays Wealth, en la nota.

Respecto a la libra, Brian Nick, estratega de inversión, comenta que “aunque pueda caer más inmediatamente después de las elecciones, especialmente si el resultado no es contundente, esperamos que la moneda suba en los próximos seis meses. La razón por la que recomendamos la libra en este momento es porque, en el caso de un resultado electoral claro y favorable, la divisa puede apreciarse más rápidamente". Nick añade que “nuestra opinión negativa sobre el yen japonés viene de largo. La economía japonesa es una de las más débiles del mundo desarrollado, con una deflación preocupante y, probablemente, con unas medidas de flexibilización en camino. Los altos precios de las materias primas deberían perjudicar también al yen, ya que Japón importa la mayoría de las que consume.”

La entidad afirma que antes recomendaba una cartera diversificada de materias primas, fondos de deuda con dificultades de pago y fondos inmobiliarios comerciales del Reino Unido como coberturas de inflación efectiva, pero ahora prefiere dos estrategias de inversión adicionales: acciones de empresas con capacidad de fijación de precios y crédito inmobiliario de gestión activa. También recomiendan buscar las coberturas de la inflación en los valores de renta variable.

 

 

Empresas

Lo más leído