Barclays pretende triplicar en 2013 el volumen en gestión delegada de fondos


 

 

Las oficinas de Barclays en España comenzaron a ofrecer hace poco más de un año a sus clientes un servicio de gestión delegada vía fondos de inversión, denominado Barclays Gestión de Carteras Premier. En este periodo, ha firmado 2.825 contratos por un importe de 206 millones de euros. Para final de este ejercicio, su objetivo es llegar a 270 millones (3.969 contratos) y para dentro de 12 meses superar los 300 millones (4.400 clientes), lo que supondría triplicar la cifra de negocio en 2013, según Carlos Farrás, responsable de Depósitos e Inversiones de Banca Minorista de Barclays en España.

Este servicio, que se puede contratar a partir de 50.000 euros y que no está únicamente destinado a los clientes de banca privada sino a cualquier persona física o jurídica residente o no residente, implica la delegación de la gestión del patrimonio a Barclays para que lo invierta únicamente a través de fondos de inversión.

La entidad ha creado cinco modelos diferentes de carteras para los distintos perfiles de riesgo de los clientes, que incluyen varios tipos de activos básicos, como son la liquidez, la renta fija a corto plazo, la deuda pública de países desarrollados, la deuda de alta calidad, los bonos de alto rendimiento y la renta variable de países desarrollados y de emergentes. La gestión de estos perfiles es realizado por Barclays Wealth Managers España con la ayuda del equipo de Londres, el cual decide cuál es la distribución adecuada de los activos en cada momento de mercado y la selección de los mejores fondos por activo. Puede tratarse tanto de fondos de la propia gestora de Barclays como de otras cinco grandes entidades internacionales: Fidelity, J.P.Morgan, BlackRock, Schroders y Franklin Templeton.

Una de las grandes bondades de este servicio, destaca Farrás, es que los clientes tienen acceso a la clase institucional de los fondos, lo cual quiere decir que consiguen los precios más competitivos del mercado. Además, la entidad no cobra retrocesiones de ninguna de las gestoras con las que trabaja, con lo que asegura la máxima “independencia” en la selección. Pese a existir cinco perfiles posibles de riesgo, todos tienen la misma comisión, del 1,25% lineal, que se calcula de forma semestral con el saldo medio del periodo. Además, existe una tasa de éxito, que se aplica cuando se consigue una rentabilidad positiva y, además, se supera al índice de referencia. En ese caso, se cobra un 15% sobre el porcentaje en que se haya mejorado a ese índice.

El soporte clave de Allfunds Bank

Todo este gran proyecto cuenta con un aliado estratégico y fundamental: Allfunds Bank. La plataforma líder en arquitectura abierta de fondos de inversión ha puesto en manos de Barclays toda su maquinaria operativa y de reporting, con soluciones que destacan por su alto nivel de sofisticación y profundidad. Esta entidad se encarga de los rebalanceos, los cambios de carteras, los informes que se envían a los clientes y el cálculo de las comisiones. Farrás asegura sentirse muy satisfecho por el esfuerzo, la profesionalidad y el servicio prestado por Allfunds Bank y desde esta entidad destacan la implicación que desde todos los niveles de Barclays han tenido con este proceso, empezando por el consejero delegado, Jaime Echegoyen.

“Esta fórmula de colaboración es el ejemplo perfecto de generación de volumen para todos”, destacan los intervinientes, pues beneficia a Barclays y a sus clientes porque cuentan con el mejor servicio operativo y de reporting que se ofrece en la actualidad; a Allfunds por el negocio que genera, y a las propias gestoras por las ventas que consiguen.

Farrás destaca que uno de los éxitos que está teniendo este servicio es lo convencidos que están los propios empleados de la entidad, que cada vez ofrecen “más seguros” el servicio tras los buenos resultados conseguidos en el último año. En los doce últimos meses la rentabilidad de la cartera más conservadora fue del 9,72% y la de la más arriesgada ascendió al 20%. Eso sí, desde la entidad insisten en que no debe ofrecerse a los clientes por la rentabilidad que se puede conseguir sino por el servicio, que consiste en responder a las necesidades de diversificación a medio plazo de cada cliente, “que no tiene tiempo para estar pendiente de su dinero”.

Los resultados están siendo tan buenos, concluye el responsable de la idea, que “los clientes que lo contratan nos recompensan al año siguiente trayendo más activos”. En torno al 30% del dinero que entra es nuevo en la entidad y una parte importante son personas jurídicas y no residentes, “lo que implica que no sólo quieren este producto por la fiscalidad sino por el servicio”.

En Barclays España están tan convencidos del éxito de Barclays Gestión de Carteras Premier que confían en poder exportarlo a otros países en el futuro contando con socios estratégicos como Allfunds Bank, que dispone de la maquinaria necesaria para su implementación.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído