BanSabadell Inversión apuesta por su fondo inmobiliario


BanSabadell Inversión consiguió que en 2010 su fondo inmobiliario acabara el año en positivo, con lo que se convirtió en el único que se salvó de los números rojos entre los ocho fondos de este tipo que comercializan las gestoras nacionales. Frente a las caídas del 6,3% del Santander Banif Inmobiliario o del 5,8% registradas por el Segurfondo Inversiones, el Sabadell BS Inmobiliario cerró 2010 con una subida del 0,66%. A cinco años, el fondo también lidera su categoría, con una revalorización del 1,8%, según los datos de Inverco.

Estos resultados han permitido al fondo atravesar la crisis que han sufrido otros competidores sin problema. No tuvo que cerrar el fondo a reembolsos ni se vio obligado a vender propiedades en cartera. La gestora pudo hacer frente a las salidas de dinero que tuvo y, cuando la liquidez del fondo no lo permitía, el propio banco aportó los recursos necesarios. A cierre de 2010, contaba con un patrimonio de 1.022 millones de euros, con lo que es el tercer mayor fondo de la categoría, solo por detrás del Santander Banif Inmobiliario y el BBVA Propiedad.

Con estos resultados y, convencidos de que es un buen momento para este tipo de productos, desde BanSabadell Inversión apuestan por su inmobiliario. "El inmobiliario es un activo que debe formar parte de las carteras ya que está descorrelacionado con otro tipo de inversiones como la renta variable o la fija y es más estable", explica Cirus Andreu, director general de BanSabadell Inversión. Además, el inmobiliario ofrece cobertura frente a la inflación y cobertura frente a los tipos de interés bajos.

Andreu considera que el optar por fondos de inversión inmobiliarios es la mejor manera de acceder a este sector puesto que la toma de posiciones en acciones cotizadas de compañías inmobiliarias conlleva el riesgo de mercado y han demostrado no ser rentables mientras que la inversión directa acarréa costes más elevados. En cuanto a las ventajas de estos fondos, desde la gestora apuntan la gestión profesional que se realiza en estos productos, la liquidez superior a la del activo subyacente (semestral en su caso)  y los menores costes, entre otras.

Además, el mercado inmobiliario ya se está estabilizando tanto por la mejoría en el precio de la vivienda como por la ralentización en la nueva construcción y en mercados como el alemán y el británico ya se están registrando entradas de nuevo dinero en los fondos inmobiliarios locales.

BanSabadell Inversión no ha tenido que vender ningún activo de su cartera inmobiliaria y, actualmente, su composición está muy diversificada con inmuebles en vivienda de zona nueva (33%), vivienda en zona consolidada (28%), hospitales (19%), oficinas (14%), naves industriales (5%) y locales comerciales con un 2%. Por zonas geográficas, la mayoría de la cartera está en edificios de Cataluña y de la Comunidad de Madrid. Además, los ingresos por alquileres estimados aumentarán este año un 18% debido, según apunta Andreu, "a la alta calidad de los inmuebles en cartera" y los gestores del fondo valoran actualmente nuevas adquisiciones.

Lo más leído