Bankpime reorganiza su gama de fondos y ofrece tres modelos de carteras gestionadas


La gestora de Bankpime reducirá su oferta de fondos de 16 a 12 productos. El objetivo es fusionar fondos que cuentan con poco patrimonio y eliminar duplicidades en la oferta de productos mixtos. “Vamos a compaginar la gestión de fondos con la de carteras. En octubre obtuvimos la autorización para realizar la gestión individualizada y discrecional de carteras. Tenemos tres carteras modelo, una de renta fija privada, otra de alta rentabilidad por dividendo y otra que incluye fondos propios y de terceros”, explica Eduard Sallés, consejero delegado de la gestora.



Para Sallés, la rentabilidad que ofrecen los depósitos comenzará a reducirse en el primer trimestre de 2009. “El crecimiento en fondos vendrá por los monetarios. Los fondos de renta variable van a crecer más tarde. Habrá una recuperación en bolsa, pero el partícipe lo va a querer ver antes de volver a entrar. En España, la situación económica será mala y la gente se resistirá a invertir en bolsa. Puede que no se animen hasta el segundo semestre de 2009, porque la gente tarda en reaccionar después de caídas importantes en el mercado”, señala.



Sallés, que lleva 20 años en Bankpime, fue nombrado consejero delegado de la gestora en septiembre. Bankpime lanzó un fondo monetario denominado en dólares, el Bankpime Fondólar. “Pensábamos que el dólar estaba muy barato, pero no que se iba a revalorizar tan rápido”, señala Sallés. En cuanto a las carteras modelo, el objetivo es que la de renta fija constituya una buena alternativa a los depósitos. En renta variable, su principal apuesta es por grandes compañías de Europa y Suiza.

Lo más leído