Bankpime lanza un fondo de renta fija centrado en el sector financiero


Bankpime SGIIC, la gestora de instituciones de inversión colectiva del Grupo Bankpime, ha registrado en la CNMV un nuevo fondo de inversión, Bankpime Participaciones Preferentes, un producto de renta fija con un horizonte recomendado de inversión superior a 4 años dirigido a pequeños inversores dispuestos a asumir riesgos en renta fija. La inversión  mínima inicial es de 6.000 euros.

Bankpime Participaciones Preferentes FI es un fondo que invierte de una forma diversificada en bonos y acciones preferentes, lo que permite diluir el riesgo. En condiciones de mercado normales, el comportamiento esperado del fondo debería ser semejante al de un fondo de renta fija a largo plazo. En un escenario de crisis financiera, con dudas sobre la solvencia de importantes entidades financieras, este fondo habría tenido un comportamiento similar al de los mercados de high yield o de renta variable. Por tanto, en un escenario de recuperación de la confianza en la solvencia de las entidades financieras, Bankpime Participaciones Financieras se comportaría de forma positiva.

De hecho, el fondo se caracteriza por la posibilidad de invertir en el sector financiero de forma más conservadora que mediante la compra directa de acciones de bancos o fondos de renta variable del sector financiero; un rasgo que determina su “condición de preferente”, prioritario siempre frente a las acciones ordinarias en el pago de dividendos. Con todo, de la gama de fondos de renta fija de la gestora, éste es el de mayor riesgo dada su naturaleza de activo financiero subordinado perpetuo que, con mayor volatilidad, también ofrece una mayor rentabilidad.

El fondo invierte principalmente en valores de renta fija privada y subordinada, emitida por sociedades adscritas a los sectores financieros y cotizados en cualquier mercado autorizado. Según indica el folleto, un mínimo del 50% de las inversiones se realizarán en instrumentos como las acciones preferentes y las participaciones preferentes, y el resto en deuda perpetua subordinada, instrumentos híbridos entre capital y deuda, excluidos los bonos convertibles, y otra deuda subordinada, así como la deuda de orden de prelación superior a la deuda “Tier One Capital”, es decir, instrumentos conocidos como “Upper Tier Two Capital” o como “Lower Tier Two Capital” o como deuda senior o deuda no subordinada. En cualquier caso, los activos en los que se invertirá tendrán la consideración de activos de renta fija y no habra exposición a renta variable.

Un mínimo del 90% de las emisiones serán en euros; el capital restante se invertirá en dólares y libras. Asimismo, el fondo invierte un mínimo del 80% en activos calificados, en el momento de su adquisición, por al menos una de las principales agencias calificadoras con calificación crediticia mínima media.

Según el folleto, la duración financiera de la cartera se ajustará en función de las expectativas del mercado y podrá oscilar entre 0 y 15 años, con el objetivo de aprovechar la prima de rentabilidad propia de las emisiones a más largo plazo. En situaciones dudosas o adversas en los mercados de renta fija el fondo contempla la posibilidad de invertir a más corto plazo e incluso en activos monetarios.

La comisión de gestión es del 0,9% y la de depósito, del 0,1%. La de reembolso oscila entre el 1,5%, con hasta un año de antigüedad de las participaciones reembolsadas, y el 0,5%, a partir de dos años de antigüedad. La comisón será del 1% si las participaciones reembolsadas tienen una antigüedad de entre uno y dos años.

 

 

Noticias relacionadas

Lo más leído