Bankinter recula y recomienda deshacer posiciones en fondos sectoriales de biotecnología y salud


Hace tan sólo un par de meses, el equipo de Análisis de Bankinter, liderado por Ramón Forcada, aconsejaba para sus carteras modelo de fondos entrar en productos sectoriales especializados en biotecnología y salud. Ahora, el mismo equipo recula y recomienda lo contrario: deshacer posiciones en este tipo de fondos.

En febrero, la firma apuntaba que “la reactivación del flujo de fondos como consecuencia del cambio de ciclo (de contractivo a expansivo) está permitiendo la captación más fácil de capital para las compañías biotecnológicas, particularmente en Estados Unidos”. Además, consideraba que “la mayor facilidad para conseguir capital con el que financiar la investigación también incentivará a las farmacéuticas grandes y consolidadas a presentar más ofertas de adquisición sobre las pequeñas compañías biotecnológicas, que son las que les permiten ir construyendo un pipeline de medicamentos nuevos con el transcurso del tiempo”. En abril, sin embargo, Bankinter da un paso atrás debido al “agresivo sell-off” que han sufrido algunos sectores concretos, el biotecnológico y el tecnológico entre ellos.

De esta forma, el gran perjudicado es el fondo UBS Equity Biotech, que entró en sus carteras modelo en febrero y sale de ellas en abril, dos meses más tarde. Mismo camino, y por razones similares, le toca sufrir al JPM Global Healthcare. También se ve fuera el Robeco Consumer Trends “por su vinculación a tecnología y compañías de lujo”, justifica Bankinter.

Renta fija y renta variable

El equipo de Análisis de la firma cree que la deuda periférica y high yield “seguirá evolucionando de forma positiva, aunque su recorrido alcista sea ya más limitado tras el rally del último trimestre”.

En lo que se refiere a los parqués, la solidez del ciclo económico, especialmente en Estados Unidos, las políticas monetarias de los bancos centrales, la inercia favorable del flujo de fondos y la dinamización de las operaciones corporativas constituyen “factores de respaldo” para las bolsas. Aun así, advierte, “creemos que los avances se producirán de forma lenta, debido a la presencia de riesgos latentes como el conflicto en Ucrania y a que la temporada de publicación de los resultados empresariales arrojará unos resultados modestos”.

Ajustes en el posicionamiento geográfico y sectorial

Aparte de su marcha atrás en fondos biotecnológicos y de salud, Bankinter refuerza su posicionamiento orientado hacia la deuda periférica y las apuestas por los fondos de high yield para los perfiles más dinámicos; reitera su preferencia por las bolsas española, europeas y estadounidense y su inapetencia por Japón y emergentes y, finalmente, rota hacia sectores de riesgo más moderado y compañías de gran capitalización.

Para implementar esos ajustes, el equipo liderado por Forcada da cabida a fondos internacionales como el Natixis Euro Souverains o el propio BK Dividendo Europa. Este último sustituye en sus carteras modelo al Fidelity European Smaller Companies. Otros fondos que pasan a ser recomendados por Bankinter son el Robeco US Large Cap Equity o el Fidelity Industrials. El grueso de las carteras modelo sigue manteniendo sus posiciones anteriores.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído