Bankinter rebaja su convicción sobre las acciones españolas e indias en sus carteras modelo de fondos


A pesar de la corrección de los mercados en agosto, estructuralmente nada parece haber cambiado en los mismos. “Tanto el frente macro como el empresarial continúan dando signos de fortaleza y pensamos que continuarán así en el corto plazo”, considera el equipo de Análisis de Bankinter en su última revisión de las carteras modelo de fondos.

Aunque el entorno político -principalmente relacionado con Estados Unidos y las políticas de su presidente Donald Trump, su techo de deuda y un temido posible conflicto con Corea del Norte- plantea incertidumbres a los expertos, así como los siguientes pasos que darán la Fed y el BCE, éstos prefieren no modificar demasiado el asset allocation de las carteras con el escenario actual. Y es que, como recuerdan, “sin sorpresas por el lado geopolítico, imposibles de anticipar, la fortaleza del ciclo y la recuperación de los resultados empresariales seguirán dando soporte a las bolsas”, por lo que mantienen los niveles de exposición a renta variable (20% en el perfil más cauto de todos, 50% en el perfil medio y 85% en el perfil más arriesgado).

En este terreno, el de las bolsas, el equipo liderado por Ramón Forcada rebaja su convicción sobre las acciones españolas e indias. “Ya no tenemos una convicción tan fuerte sobre la bolsa española y preferimos diversificar a nivel europeo”, por eso elimina de sus recomendaciones el fondo de la casa BK Futuro Ibex. Dentro del segundo activo, reduce el peso del fondo JPM India. “India sigue siendo nuestra preferencia dentro del mundo de los emergentes y seguimos creyendo en la historia de transformación y reformas que se inició tres años atrás con la llegada de Modi. Dicho esto”, justifica Bankinter, “los niveles de valoración alcanzados exigen una mejora de los resultados empresariales que no se ha producido en la pasada temporada, cuando las presentaciones de resultados fueron algo decepcionantes”.

La novedad en sus carteras llega del lado de las acciones estadounidenses. Introducen el fondo de la casa BK Índice América como vía para tomar posiciones en renta variable americana sin sufrir el impacto de la depreciación del dólar.

El otro gran campo de batalla analizado es el de la renta fija. A juicio del banco español, “los bonos continuarán sobrevalorados por la lentitud de los bancos centrales en su proceso de normalización monetaria”. No obstante, su equipo de Análisis prefiere no realizar modificaciones en la parte conservadora de las carteras, con fondos asimilables a la renta fija, como los de retorno absoluto.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído