Bankinter modera su previsión y da al Ibex 35 un potencial alcista del 9,2% en 2013


La entidad española Bankinter se muestra hoy más moderada que hace justo medio año en lo que al índice bursátil selectivo español se refiere, el Ibex 35. Mientras que, entonces, situaba al Ibex 35 para finales de 2013 en los 9.015 puntos como mínimo, ahora apunta hacia los 8.546 puntos, lo que supondría un alza del 9,2% con respecto al nivel actual, en torno a los 7.900 puntos. Sin embargo, las perspectivas macroeconómicas para España resultan ser algo mejor entre los analistas de la entidad, ya que Bankinter augura que la prima de riesgo española rondará en diciembre en torno a los 260 puntos básicos -el bono español a diez años se financiaría al 4,5% frente al alemán, que lo haría al 1,9%-, cuando ahora lo hace en torno a los 290 puntos básicos.

Además, según Eva del Barrio, analista de la entidad, quien tiene una “visión moderadamente optimista” de la salud económica de España, “lo peor ha quedado atrás”, afirmación que justifica en tres pilares: un déficit público que “ya no supone un problema acuciante”, un crecimiento económico con estimaciones positivas para el tercer trimestre (según tasa de variación intertrimestral) catalizado por el sector exterior y unos datos de empleo que, “aunque la recuperación laboral general tardará más tiempo en llegar, al menos marcan un punto de inflexión positivo”. Según Bankinter, el PIB español moderará su decrecimiento hasta lograr en 2013 un crecimiento negativo del 1,3%.

Con todo esto, y a juicio de Ramón Forcada, director de Análisis de Bankinter, uno de los grandes beneficiados de este clima sería el sector financiero español, el cual “no tiene mala pinta” y “podría ser sobreponderado a partir de otoño”. Según Forcada, “ha sido muy castigado, por lo que tiene una valoración atractiva; tiene activos inmobiliarios no traspasados al Sareb que tienen algún valor y pueden generar plusvalías inesperadas y, de cara a un futuro más próximo que lejano, cuenta en algunos casos con dinero para entregar crédito cuando la economía real lo demande”.

¿Qué hacer hasta otoño?

Así, la entidad española recomienda para los próximos meses de verano favorecer la liquidez mientras se reduce la exposición a activos con riesgo, comprar volatilidad vía fondos de inversión y posicionarse en bonos españoles e italianos.

Según sus analistas, el anuncio de la retirada de los estímulos monetarios por parte de la Fed estadounidense marca el “certificado de defunción de la crisis”. No obstante, habrá tensión hasta otoño por saber cómo se gestionan esas estrategias de salida. “El riesgo es que la Fed se pase de frenada y que, por tanto, lo que retire vuelva a lastrar la economía”, contextualiza Forcada, que califica de “ejercicio de habilidad” la capacidad de transmisión de la autoridad bancaria central estadounidense.

Sin confianza en los emergentes

En su última estrategia, Bankinter no apostaba por casi ningún país emergente entre sus apuestas de inversión, salvo por México. Ahora rectifica y ni tan siquiera México se salva de la quema. “Nos hemos equivocado en el timing de México, no en el activo”, reconoce Forcada, quien explica por qué no confía en países como los BRIC (Brasil, Rusia, India y China): “No podemos invertir en emergentes que no crecen al doble que los desarrollados, ya que, para eso, es mejor invertir en Estados Unidos, que tiene menos riesgo”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído