Bankinter anticipa sus carteras a un riesgo cercano: el Brexit


Aunque no sea su escenario central, lo equilibradas que están las encuestas y el alto porcentaje de indecisos hacen pensar a Bankinter que no sea descartable la salida de Reino Unido de la Unión Europea. El equipo de analistas sabe que la incertidumbre está asegurada y que irá creciendo conforme se acerque la fecha de celebración del referéndum, el 23 de junio de 2016.

En este escenario contemplan que se producirá un flujo hacia la calidad que favorecerá a los bonos soberanos core en detrimento de los periféricos. Asimismo, “esta mayor volatilidad acabará contagiándose al resto de la eurozona ante el temor de que puedan ocurrir procesos similares en otros estados miembros”, añade. Esta situación, según Bankinter, provocará que inevitablemente el euro sufra y que acabe debilitándose frente al dólar.

Por otro lado, creen que el impacto positivo sobre la cuenta de resultados de los bancos tras las medidas anunciadas a principios de marzo por el Banco Central Europeo tardarán en producirse más de los estimado inicialmente.

Ante el escenario descrito, señala la entidad, han decidido reducir exposición a bonos soberanos periféricos. Una idea que implementan rebajando el peso en el fondo Natixis Souverains Euro y aumentando en las carteras domésticas la exposición al un fondo flexible de la casa que se adaptará mejor a este nuevo contexto, el Bankinter Gestión Abierta.

En cuanto a las carteras globales, dirigirán mover parte de la inversión que tenían en periféricos hacia la renta fija estadounidense. En este sentido, recomiendan el Robeco Global Total Return.

Por su parte, en renta variable, aumentarán el peso en EE.UU. a través del Morgan Stanley US Advantage. En cambio, reducirán exposición al sector bancario recortando el peso del Bankinter Sector Finanzas.

Otro cambio relevante es la salida del DWS Aktien Strategy tras anunciarse un hard close hace una semanas como consecuencia del importante aumento de patrimonio.

Noticias relacionadas