Bankia y BMN tiran para adelante con su fusión


Bankia y BMN tiran para adelante con su fusión anunciada en septiembre de 2016. El FROB daba el visto bueno en marzo a la fusión como mejor estrategia para optimizar la capacidad de recuperación de las ayudas públicas ante un futuro proceso de desinversión. Un acuerdo de integración que acaba de aprobar el Consejo de Administración de Bankia, en virtud del cual esta última acometerá la fusión por absorción de BMN. Esta integración se producirá en el primer semestre de 2018.

La operación se articulará mediante la entrega de 205,6 millones de acciones de nueva emisión de Bankia a los accionistas de BMN, de forma que Bankia pasará a tener un capital total de 3.085 millones de acciones. Eso supone otorgar un valor a BMN de 825 millones de euros (0,41 veces su valor en libros). Los accionistas de BMN pasarán a tener un 6,7% del capital de Bankia una vez completada la operación.

Ambos presidentes, José Ignacio Goirigolzarri de Bankia y Carlos Egea de BMN, coinciden que la operación es muy buena para todos los accionistas, así como para los contribuyentes, señala Goirigolzarri, “porque la unión de ambas entidades incrementa la capacidad de devolver las ayudas recibidas”.

En términos numéricos, se espera un crecimiento del beneficio por acción del 16% y el retorno esperado de la inversión (ROIC) será del 12% en el tercer año. La rentabilidad de Bankia, medida como el retorno sobre fondos propios (ROE), crecerá unos 120 puntos básicos. Bankia espera tener una ratio fully loaded del 12% a finales de 2017, para cuando se prevé que se produzca el cierre efectivo de la operación. Desde 2012, esta ratio ha crecido del 6,82% hasta el 13,37% en marzo de 2017.

La fusión permitirá alcanzar unas sinergias de 155 millones de euros a partir del tercer año, equivalentes al 40% de la actual base de costes de BMN, si bien se espera conseguir ya en el segundo año la práctica totalidad de ellas, 149 millones de euros.

El reparto accionarial del banco resultante dejaría al FROB con un 66,56% del capital aproximadamente; los actuales accionistas privados de Bankia contarían con el 31,11%, y los accionistas privados de BMN, el 2,33%.

BMN aporta a Bankia unos 38.000 millones de euros en activos y una franquicia líder en la Región de Murcia, Granada e Islas Baleares. El volumen de créditos crece un 20% (132.500 millones de euros de préstamos brutos) y el de depósitos lo hace un 28% (134.500 millones de euros). En oficinas pasa de 1.855 a 2.515 y en clientes de 6,5 a 8,2 millones. De esta manera, Bankia refuerza la cuarta posición como banco a nivel nacional.

Uno de los puntos fuertes de esta operación es la complementariedad. Tras la operación, Bankia contará con cuotas de mercado superiores al 30% en Granada y la Región de Murcia, y del 25% en Islas Baleares.

Una vez el Registro Mercantil de Valencia designe un experto independiente que dé su visto bueno al proyecto de fusión, se procederá a la convocatoria de las correspondientes Juntas Extraordinarias de Accionistas, previsiblemente en septiembre. Aprobada la operación en dichas juntas, se solicitarán las autorizaciones a los distintos reguladores, supervisores y autoridades que deben aprobar el proceso.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído