Banesto vende a un fondo de inversión una cartera de créditos morosos de 1.200 millones


El plan de recapitalización exigido por Luis de Guindos a los bancos españoles está siendo tan duro que las entidades buscan recursos de debajo de las piedras para poder cumplirlo. Con este objetivo, Banesto vendió entre enero y marzo a un fondo de inversión (cuyo nombre no quiso desvelar) una cartera de créditos al consumo y personales morosos de 1.200 millones de euros. Esta operación, unida a la colocación a un banco multinacional de otra cartera de créditos fallidos de 216 millones, le permitió ingresar unas plusvalías de 128 millones, que dedicó íntegramente a dotar las provisiones exigidas por el Ministerio de Economía. Varios fondos de inversión y algunas compañías internacionales intentan comprar en los últimos meses carteras de créditos de las entidades financieras españolas a precios reducidos con el objetivo de obtener ganancias con el recobro de esos créditos y sus intereses.


El banco presidido por Antonio Basagoiti también ha vendido a su matriz, el Banco Santander, la participación que le quedaba en la compañía de seguros, con lo que ha logrado otros 154 millones de beneficios. En total, si se suman otros 83 millones conseguidos con la recompra de títulos propios y con operaciones corporativas, la entidad hizo 365 millones en plusvalías extraordinarias, con las que pudo cubrir buena parte de los 475 millones que le costó en el trimestre el 'plan Guindos'. En el resto del año tiene que dotar otros 525 millones aproximadamente, que en parte podrá cubrir con nuevas plusvalías, según su consejero delegado, José García Cantera.


Fruto de estas necesidades de provisiones para sanear la cartera inmobiliaria, los beneficios de la entidad quedaron en apenas 20,2 millones en el trimestre, lo que supone un descenso del 88,1% frente al mismo periodo del año anterior. Dentro de estas ganancias, se incluyen unos ingresos de 15,3 millones en comisiones de fondos de inversión y pensiones, un 23,5% menos que en el mismo periodo del año anterior por el descenso del patrimonio gestionado. A finales de marzo, administraba 4.358 millones en fondos (un 17,5% menos) y 1.240 millones en planes (un 7,8% menos). Consecuencia de estas bajadas, también disminuyó la ratio fondos/depósitos, aunque no fue una caída muy pronunciada porque también los depósitos cayeron un 13,87%. Quedó en el 12,66%, frente al 13,22% de un año antes. Si se incluyen en la comparación todos los recursos gestionados fuera de balance (fondos, pensiones y pólizas de seguro-ahorro), la ratio es del 23,84%, frente al 23,01% de un año antes.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído