Tags: Europa | EE.UU | Japón |

Bancos centrales: ¿De dónde vienen y adónde van?


Entramos en una semana importante para la política monetaria mundial, ya que durante los próximos días varios banqueros centrales harán sus respectivas intervenciones públicas. Concretamente, el 13 de junio anunciará sus tipos de referencia la Fed, donde el mercado espera una subida adicional del 0,25%; el 14 de junio hablará el BCE y será importante el discurso y su forward guidance, y el 15 de junio será el turno del BoJ. Estamos en un entorno donde, más pronto o más tarde, los bancos centrales irán retirando estímulos en la medida en que la economía les permita hacerlo. La cuestión es: ¿cómo lo harán? A esta pregunta ha querido dar respuesta la boutique española Welzia Management en su último informe de mercados, cuyo equipo de gestión está liderado por José Manuel Marín.

¿Qué se puede esperar de la Fed?

En Estados Unidos, el nivel de inflación está rondando los niveles marcados como objetivo por la Fed. “La actuación de la Fed dependerá de la importancia que dé a la inflación”, que “a su vez dependerá de si cree que los datos de inflación vistos recientemente son estructurales o temporales”. En la próxima reunión, el mercado estaría descontando una subida adicional del 0,25%, la que sería la octava subida de tipos desde que se inició el ciclo y la segunda subida de tipos de la era Powell. Por el momento, el mercado parece descontar una subida adicional más, aunque “no se descarta que el año pueda acabar con cuatro subidas y no con tres”, señalan desde Welzia.

¿Y del BCE? El papel de Draghi

En Europa, la situación se ha complicado ligeramente, “el ruido político es posible que afecte a las decisiones del BCE”. Según la firma, el jueves será importante estar atento al mensaje sobre la economía europea, sobre los periféricos y sobre la gestión de su programa de recompra de activos. A inicios de año, el mercado descontaba que el programa se eliminaría en el tercer trimestre de 2018, pero “cada vez son más las voces que señalan que el fin del programa de compras netas se produzca en diciembre de 2018 e, incluso, manteniendo la reinversión de los vencimientos”.

Las expectativas de subidas de tipos se irán moviendo en función de cuándo se retire el programa de compras, ya que “el mensaje del BCE indica un amplio periodo temporal desde el fin del programa de compras y el inicio del ciclo de subidas”. Pero ¿será factible? La estimación de la inflación de mayo en la eurozona es del 1,9%, cercana al objetivo del 2%. “De ahí la importancia de la reunión del próximo jueves, donde Draghi tiene un papel complicado”, considera Marín.

Del BoJ al BoE

En Japón, parece que los estímulos monetarios podrían continuar en el tiempo, ya que el BoJ incluso ha eliminado de su mensaje el horizonte temporal para llegar al objetivo del 2% de inflación, después de haberlo retrasado en seis ocasiones.

Por su parte, el BoE mantiene previsiones de crecimiento para todo el año en Reino Unido, aunque por el momento no se ha visto aumento de actividad, ya que el primer trimestre del año ha sufrido un menor crecimiento por causas climatológicas. “Carney sugiere subida de tipos en el segundo semestre del año y el mercado descuenta que la subida podría producirse en el último trimestre de 2018”, recuerda la boutique española.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído